Gana mexicano el tercer lugar en improvisación del rap

España.- El mexicano Aczino se coronó como tercer lugar en la Final Internacional de la Batalla de Gallos.

Se recordará el nombre de Aczino por el resto de los días. Ondeó el verde, blanco y rojo en tierra de conquistadores anoche en la gran final de la Red Bull Batalla de los Gallos, pero cambiar el curso de la historia, al menos en el rap, no pudo, y no porque un español lo haya acribillado, sino porque acarició la final y esperada revancha con Bnet.

El público español lo soñaba, lo quería, lo deseaba. Es lo malo de las expectativas, no sabe cuándo aparecerá una piedra en el camino, que ahora se llamó Valles-T, un parcero que se agrandó sobre un baúl, leyendo el cuento de la noche triste donde ahora fue el guerrero azteca al que le tocó el final trágico.

Aczino tomó camino a su lugar, desconcertado, mientras la nueva generación de España lo despedía. Una afición que alentó sin nacionalidad, que no reflejó separatismo, independentismo ni el racismo que libran muchos conservadores y catalanes en tiempos en los que éstos últimos buscan su propia nación.

Esta generación es la que podría dictar el rumbo en Europa y Latinoamérica, porque en Batalla de los Gallos quedó claro que no existen banderas, sino pura hermandad. Hay que preguntarle a Aczino al terminar de ganar el tercer sitio a SNK, su nombre se hizo sentir al otro lado del Atlántico. Sus dos pequeños pueden estar orgullosos de su padre, porque, como dijo durante su derrota con Valles-T: “Sigo siendo el rey”.

La ausencia de Mau puso el camino fácil para el de casa, Bnet, afianzado por ser el de casa, el madridista que usó en varias ocasiones el recurso del equipo blanco, sudó pero como dijo en la rima que le dio el título: “Entré como reserva y me voy como campeón”. Bnet recibió el cinturón de monarca en territorio de Felipe VI y, oh sorpresa, el último nombre que se gritó en el Palacio de los Deportes, ahora nombrado Wizink por publicidad, fue el del campeón mexicano. Se fue en grande.

El águila y la serpiente aparecieron en el segundo, primer piso y en la pista, bien dicen que los mexas salimos hasta de las piedras. Atacó por todos los frentes, desde la bajeza de haber herido a su amigo Force en All Stars, hasta meterse a terreno independentista de Cataluña, una situación que le dio duro al alicantino y secundada por una horda de chavales preocupados e indecisos por la situación entre el país. Bulla, burla, silencio, muchas opiniones entre el futuro de la situación española.

La réplica terminó con el sueño del depredador de Naucalpan. En redes sociales los latinos se decantaron por el tricolor y tildaron de tongo su eliminación. El karma le pegó a Zasko en cuartos de final porque el tico SNK lo mandó a la lona, formando su figura como el caballo negro de la competencia.

La historia de la noche para los mexicanos se quedó en el clásico “ya merito” como cada cuatro años con la selección en los mundiales de futbol.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Accesibilidad