Gaseros levantan paro

MÉXICO.- Esta es la ruta que sigue el gas LP desde su origen hasta los hogares en México.

El 70% del gas que llega a nuestro país se extrae en la costa del Golfo de Estados Unidos y traslada a México en tren, por camión o por ducto. Se entrega principalmente en los puertos de Tuxpan y Coatzacoalcos. La mitad del gas lo descargan empresas privadas y la otra mitad Pemex en sus propios transportes.

Empresas o Pemex llevan a sus respectivas plantas para darle terminación final y dejarlo listo para entregarlo en pipas o bien en camiones con cilindros a los distribuidores que son de dos tipos:

· El primero que es una cuadrilla contratada por la planta de distribución que les paga un salario mínimo y les da una comisión por lo que vendan.

· Y el segundo, son camiones independientes que ganan una comisión por el volumen que vendan.

A todos ellos se les llama comisionistas. Son los que surten al 83% de los hogares en México en una logística compleja; 27 millones de hogares que se surten con cilindros o gas estacionario.

Para Ramsés Pech, experto en mercados energéticos, poner un tope al precio del gas LP es una buena medida temporal, pero que sólo permitirá bajar los precios en un 12%.

«El usuario está protegido, pero que no espere el usuario que el precio del combustible va a bajar a valores del 50, 70 por ciento, esto no va a suceder, máximo lo que va a poder pasar es un 10 o un 12%», dijo Ramsés Pech, experto en mercados energéticos.

Los expertos sostienen que el aumento en el precio del gas LP no solo es en México.

«Esta misma dinámica de precios se está viendo en Brasil, en Colombia, en Perú, en Colombia, en Chile. Ése es el principal componente de esta alza», señaló Adrián Calcaneo, analista mercado internacional del gas.

El presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México José Adrián Rodríguez anunció que se levanta la suspensión en la distribución de gas que sostenían desde el martes, de manera que a las familias y negocios se les regulariza desde el miércoles el suministro.

«No hemos tenido ninguna respuesta, no hemos tenido respuesta del gobierno federal, no hemos tenido respuesta de las compañías privadas que son las gaseras a las que nosotros representamos, pero sin embargo a pesar de nuestros intereses y a pesar de perder, vamos a salir, porque no vamos a permitir que nuestra población se quede sin abasto de gas no vamos a hacer nosotros los villanos», señaló José Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México.

Expuso que confían en la palabra del Presidente de México quien dijo que va a garantizar las condiciones laborales de los repartidores de gas que ganan por comisión, y de su seguridad.

Cabe destacar que este gremio, integrado por 8,000 pipas en la Megalópolis, recibe una comisión por parte de las gaseras la cual se reduce con la nueva tarifa.

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Sale de Tapachula tercera caravana migrante

sábado 27 de noviembre de 2021

Accesibilidad