Gobierno presionará para elevar exploración minera

México. – El gobierno federal de México busca introducir cambios para que, si no se explora en un determinado periodo en las áreas concesionadas para la minería, esto sea una causal de cancelación de los títulos de concesión respectivos.

La Ley Minera plantea que la vigencia de una concesión es de 50 años, con la posibilidad de prorrogarla 50 más, y estipula que el titular de una concesión tiene el derecho a intercambiarla o venderla a un tercero.

En ocasiones, empresas mineras han obtenido títulos de concesión por grandes extensiones de terreno sin realizar actividades de exploración, lo que les permite tener la exclusividad a la espera, por ejemplo, de mejores tecnologías para explorar, sin una competencia con otras empresas en esa demarcación.

Por el contrario, la minería implica inversiones a largo plazo y de alto riesgo. La exploración puede durar 10 años o más, y la probabilidad de éxito es muy baja. Una vez que comienzan las operaciones mineras, la vida útil de la mina podría ser de 20 a 30 años, dependiendo de su tamaño y contenido mineral. El cierre seguro de una mina agotada también lleva tiempo.

Tradicionalmente, se da el surgimiento de empresas menores que se dedican a adquirir concesiones para realizar actividades de exploración, y, una vez detectada la existencia de minerales en una cantidad que se vuelva rentable, venden la concesión a una empresa más grande que tenga capitales suficientes para realizar la explotación.

Con la última reforma fiscal, se creó el derecho especial de 7.5% a la utilidad neta por la enajenación o venta de la actividad extractiva y el derecho extraordinario sobre minería, correspondiente a 0.5% sobre los ingresos por enajenación del oro, plata y platino.

Asimismo, se fijó un derecho adicional sobre minería por hectárea en concesiones sin exploración o explotación. El derecho consiste en 50% de la cuota máxima que establece el derecho sobre minería para aquellos concesionarios que no lleven a cabo obras y trabajos de exploración y explotación comprobados durante dos años continuos, dentro de los primeros 11 años de vigencia, contados a partir de la fecha de expedición de su respectivo título.

Dicha cuota se incrementará en 100% cuando la inactividad sea a partir del decimosegundo año y posteriores. El miércoles, el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga, informó que revisa posibles anomalías en más de 5,000 concesiones mineras que tienen trámites de cancelación.

Según la Cámara Minera de México, México fue el mayor productor de plata, el noveno productor de oro y el séptimo productor de cobre del mundo en el 2017. A la par, se encuentra entre los cinco principales productores de sulfuro de sodio, fluorita, celestita, y wollastonita.

Además, México es un gran productor de carbón, aunque su producción anual no es comparable con productores más grandes como China, Estados Unidos, India, Australia e Indonesia. La producción total de carbón en México fue de 7.28 millones de toneladas en el 2017. En México hay 1,158 minas en operación, algunas de ellas con recursos minerales de clase mundial (reservas de largo plazo) y todavía con amplias zonas del país sin explorar.

Alrededor de 25% del territorio mexicano ha sido explorado a detalle, por lo que existe gran oportunidad para el desarrollo de nuevos proyectos. México coloca año con año de 12 a 19 minerales dentro de los 10 primeros lugares de producción a nivel global.

El riesgo de desarrollo en la minería se concentra en las etapas de exploración y decrece conforme se avanza a la etapa de operación.

Con información de El Economista.

Noticias relacionadas

Celebran diputados acuerdo en Guardia Nacional

jueves 21 de febrero de 2019

Accesibilidad