González Iñarritu y su discurso antimuros en Cannes

Francia. – Las primeras declaraciones de Alejandro González Iñárritu como presidente del jurado, que entregará la Palma de Oro en la edición 72 del Festival de Cannes, tuvieron una dedicatoria especial para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus iniciativas antimigrantes.

“El hecho de estar aquí (como presidente del jurado) es una declaración en sí misma y un ejemplo de cómo piensa el mundo”, pronunció el cineasta mexicano, rodeado por sus colegas de todo el mundo, y antes de recordar que su exhibición de Realidad Virtual (VR) llamada Carne y Arena, estrenada hace dos años en este mismo certamen, fue su respuesta al tema migratorio que se vive en todo el mundo.

“Fue una manera de expresar lo erróneo, lo cruel y lo peligroso que es culpar y apuntar a la gente más frágil, a los más pobres, a los más necesitados, a los que huyen de la violencia, de la pobreza, de las violaciones, que arriesgan sus vidas en un intento de supervivencia, en los desiertos, en los océanos.

“Yo no soy un político y sólo puedo expresar con el corazón abierto lo que pienso, como artista, ser honesto con lo que sé y lo que conozco”, añadió el cineasta, quien confesó que hace 20 años, cuando estrenó Amores perros en la, a veces invisible, Semana de la Crítica —sección especializada en primeras y segundas películas—, no pasó por su mente que algún día volvería como presidente del jurado que entregará la Palma de Oro, máximo galardón del certamen galo.

“Me siento extraordinariamente orgulloso, honrado y privilegiado. Cuando vine aquí hace 20 años con Amores perros, jamás hubiera imaginado poder, algún día, ser nombrado presidente. Y es un gran honor representar a México también.”

Unas horas más tarde y ya sobre el escenario del Gran Teatro Lumiere del Palacio del Cine de Cannes, Iñárritu pronunció un discurso en castellano en el que destacó la presencia de grandes maestros de la cinematografía (Ken Loach, Pedro Almodóvar, Terrence Malick, Quentin Tarantino, entre otros), así como las refrescantes propuestas de nuevos talentos del séptimo arte.

“Mi compromiso es la pasión, la devoción y la admiración, más que el juicio. Será un trabajo gigante y delicioso”, expresó el director de Biutiful, Birdman y The Revenant, quien en la misión tendrá como cómplices a los también cineastas Yorgos Lanthimos (La favorita), Robin Campillo (120 pulsaciones por minuto) y Paweł Pawlikowski (Cold War), así como las actrices Elle Fanning y Maimouna N’Diaye.

La inauguración oficial de la edición 72 del Festival de Cannes, que durante 12 días exhibirá 21 largometrajes que compiten por la Palma de Oro, estuvo en manos de la francesa Charlotte Gainsbourg y el español Javier Bardem, quienes hicieron un guiño al cineasta mexicano.

“Hemos compartido director y que honor tener a alguien como Alejandro como presidente de este festival tan extraordinario. Muchísima suerte a todos”, expresó Bardem, quien tradujo al español las palabras pronunciadas por la hija de los legendarios Jane Birkin y Serge Gainsbourg para declarar “abierta” la nueva edición del certamen más prestigiado del mundo.

Julianne Moore, Caroline Scheufele, directora artística de Chopard, e Izabel Goulart fueron algunas de las figuras que desfilaron por la pasarela escarlata, que también pisaron Bill Murray, Chloë Sevigny, Tilda Swinton, Selena Gomez y Adam Driver, protagonistas de The Dead Don’t Die, la cinta de zombis dirigida por Jim Jarmush encargada de la jornada inaugural.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Ovacionan a Gael García Bernal en Cannes

martes 21 de mayo de 2019

Accesibilidad