Guardia Nacional tendrá cuartel en Chiapas

CHIAPAS.- La Guardia Nacional no solo desplegará 6 mil elementos en la frontera sur, sino que tendrá un cuartel fijo en el municipio de Suchiate, Chiapas —en el límite con Guatemala—, para frenar la migración irregular.

 

La presidenta municipal, Sonia Hernández, explicó que la Federación le solicitó un terreno para construir una base para la corporación, la cual estará encargada de contribuir al freno de migrantes que buscan llegar a EU.

“Suchiate, la puerta de México, es uno de los lugares donde va a estar la Guardia Nacional y definitivamente nos encontramos contentos, ya que se necesita por cuestión de seguridad y protección, no solamente de los habitantes, sino del país, ya que aquí es la entrada a Centroamérica y Sudamérica”, dijo.

El terreno donde se construirá el cuartel se ubica en el ejido Nuevo Dorado, a solo 9 kilómetros de la frontera con Guatemala. Tiene una extensión de 3 hectáreas y tuvo un costo de 1.2 millones de pesos para el gobierno local.

La base será para que los integrantes de la Guardia Nacional vigilen de manera permanente la frontera sur del país. Apenas el jueves, la cancillería anunció el envío de 6 mil elementos a esta región para contener el flujo de centroamericanos.

“Ya es necesario que esté la Guardia aquí, de hecho estamos esperando, ya tenemos el terreno, pues por indicaciones se nos pidió que buscáramos un terreno para tener mayor seguridad”, agregó la alcaldesa.

Conforme han llegado las caravanas migrantes, desde octubre pasado, las autoridades municipales han resentido los problemas en seguridad, servicios públicos, como agua y drenaje, e incluso han tenido que modificar su plan de trabajo para apoyar a los quienes buscan llegar a EU.

La alcaldesa recordó que la migración siempre ha existido, la diferencia es que ahora las personas llegan en grupos de miles, lo que hace más difícil la situación.

“Como municipio nos afecta, porque tenemos un plan de desarrollo, pero tenemos que darles atención por sus derechos humanos, a veces necesitan medicina o algo más; hay molestia por parte de los habitantes”, remarcó.

El Instituto Nacional de Migración deportó vía aérea a 96 migrantes hondureños; en su mayoría son familias con menores de edad.

El vuelo salió de Villahermosa, Tabasco, a San Pedro Sula, Honduras, una de las localidades más violentas de ese país y donde sus pobladores huyen de las pandillas. Según datos del INM, desde abril han sido deportados mil 479 hondureños.

 

Con información de Milenio / Foto: Gobierno de México

Noticias relacionadas

Cancerotón supera la meta

sábado 24 de agosto de 2019

Accesibilidad