Cerrar (X)


Foto: Archivo/Cuartoscuro

Guerrero pide que Coca-Cola se quede

Guerrero.- La Secretaría de Economía del gobierno de Guerrero está generando los vínculos de comunicación con la empresa Coca-Cola para que reconsidere su decisión de suspender las actividades de su centro de distribución de Chilpancingo por falta de condiciones de seguridad, aseguró Julián López Galeana, director general del Fideicomiso Guerrero Industrial.

Entrevistado para Excélsior Televisión, el funcionario aceptó que la decisión de la empresa no es una buena noticia para el estado, pero enfatizó que sólo se trata de un centro de distribución de los muchos que hay en la entidad.

Se ha dicho en algunos medios y en redes sociales que Coca-Cola deja el estado y se va de Guerrero, cosa que desmiento categóricamente”, recalcó.

Aseguró que en Chilpancingo las autoridades de seguridad pública han tomado las riendas de la situación y las cosas ya transcurren con mayor calma.

Sin embargo, recalcó que la crisis social de Ayotzinapa no es un tema fácil y sus consecuencias han afectado al estado más allá de sus fronteras.

Pero estamos confiados y conscientes de que con diálogo podremos lograr que la empresa reactive sus actividades en Chilpancingo antes del plazo que ellos mismos se dieron para que mantenga las fuentes de empleo que genera en el estado”, dijo.

Aseguró que hechos como el intercambio de dos empleados de Coca-Cola por dos normalistas acusados de saqueo no es una cuestión general ni de todos los días en Guerrero. “Es una situación atípica que, desafortunadamente, nos está tocando en este momento de reactivación económica para Guerrero, cuando nos estamos recuperando de la contingencia ambiental —generada por los huracanes Ingrid y Manuel— y ahora una contingencia social no está afectando gravemente”.

A pesar de ello, López Galeana aseguró que existen las garantías y las condiciones suficientes para que las actividades continúen de manera normal. Como ejemplo mencionó que el lunes darán el banderazo de salida a 900 vehículos fabricados en la planta de Hundai en el Parque Industrial Guerrero, ubicado en Chilpancingo.

Así como hay anuncios de empresas que advierten la dificultad para operar, hay otros de otras empresas que expresan que hay confianza para trabajar en Guerrero”, recalcó el director general del Fideicomiso Guerrero Industrial.

Por último, destacó que la liberación de los normalistas acusados de saqueo fue una decisión que tuvieron que tomar las autoridades para hacer frente a una situación de la dimensión a la ocurrida el jueves en Chilpancingo.

No puedo calificar eso de normal, pero sí puedo decir que las actividades económicas en Guerrero no pueden estar detenidas por las manifestaciones anárquicas de grupos que no son la mayoría en la entidad”, concluyó.

 

Fuente: Excélsior

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad