‘Home office’ en tiempos de coronavirus

MUNDO.- El «home office» o trabajo en casa es una tendencia creciente en los últimos años. Se ha formalizado dentro de las empresas y organizaciones con el objetivo de ser más flexibles en sus espacios y horarios de trabajo. 

 

Y es que el desarrollo tecnológico hace que las distancias se acorten. Existen muchas herramientas que brindan muchas formas de comunicación a través de la web, por ejemplo podemos hacer una videollamada de trabajo desde cualquier parte del mundo.

Así, el «home office» permite que el trabajo presencial pueda ser reservado solo para asuntos importantes.

Esta modalidad ha ayudado a aumentar la productividad de las empresas y de los empleados quienes ahorran tiempo y energía en los traslados. También ha favorecido una mejor economía en recursos e instalaciones, y un mejor ambiente laboral.

Aunque no hay cifras oficiales en México, un sondeo realizado recientemente a tres mil 700 profesionistas que buscan empleo, a través de occmundial, mostró que cuatro de cada diez personas aspiran a que en la empresa donde puedan conseguir empleo exista la posibilidad de hacer «home office».

Un porcentaje similar ha dicho que ha tenido la oportunidad de hacer trabajo en casa en alguna empresa en la que ha laborado. Y es que ocho de cada diez profesionistas buscando empleo ha dicho que cuenta con la tecnología y el espacio físico necesario para trabaja a distancia.

La experiencia del «home office» en el mundo da cuenta de los beneficios de esta práctica. De acuerdo con la Encuesta del Empleo del Tiempo Americano del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, al menos el 40 por ciento de los trabajadores de ese país, con empleos gerenciales, financieros y de negocios hace «home office», lo que ha incrementado sustancialmente el nivel de productividad del sector empresarial.

En entrevista con Paola Rojas, el coach empresarial, Jorge Guadarrama, habló sobre la implementación de «home office» en  empresas de México.

«Esto ya ocurre en algunas empresas, principalmente la cultura se ha venido manejando con empresas transnacionales, empresas a nivel mundial que han implementado esta opción por efectividad, calidad, productividad, y bueno, qué importante que ahora ante una contingencia otras empresas copien este modelo para afectar lo menos posible a las empresas que a final de cuentas afectará la economía del país».

El experto dijo que esta medida se puede implementar en micro y pequeñas empresas, lo importante, dijo, es identificar las áreas donde se puede aplicar.

«Buscar alternativas, asumir responsabilidades y también que los empleados y empresarios puedan contribuir para que esto se dé. (…) Yo soy de la idea que en la medida en que también podamos adaptarnos a los cambios y podamos pensar diferente y actuar en consecuencia se puede dar el ‘home office’ obviamente con algunas situaciones, ponerse muy bien de acuerdo».

Para ello, dio una serie de recomendaciones:

  • Definir las reglas; que empleados y empresarios tengan claros los objetivos.
  • Seguimiento continuo.
  • Utilizar las herramientas tecnológicas como: internet, redes sociales, videoconferencias.

«El compromiso, el cumplimiento y todo esto es my importante para que se dé un ‘home office’ efectivo», agregó.

 

Con información de «Al aire con Paola» 

Noticias relacionadas

Accesibilidad