Foto: El Popular

Horacio Franco declina dirigir el FONCA

Ciudad de México.- Horacio Franco fue invitado a dirigir el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), pero no aceptó porque, dice, las labores administrativas no están dentro de sus habilidades. Sin embargo, cuenta, se mantiene atento al proceso de transición para aportar con sus sugerencias a que se dé un cambio en la estructura cultural del país.

“Poco tiempo después de que Andrés Manuel López Obrador resultó ganador en las elecciones, me llamó Alejandra Frausto, próxima titular de la Secretaría de Cultura, para hacerme la invitación; agradecí mucho que hubieran pensado en mí pero no acepté porque no me veo como un funcionario, el poder que puedo tener yo está sobre el escenario y en la academia, la administración no es una de mis habilidades, soy un artista, eso es lo que soy”, dice en entrevista.

Hace unos días, tras recibir una de las Lunas del Auditorio por su trayectoria artística, el músico dio a conocer que había rechazado la invitación. En redes sociales fue felicitado por “ser congruente”.

Franco asegura que no colabora de forma oficial, pero cuenta que para la mesa de diálogo dedicado al ámbito musical, y que forma parte de los foros de discusión que se llevan a cabo desde hace varias semanas en el Centro de Cultural Digital y en algunas ciudades del interior de la República, sugirió que se inviten a músicos populares, jazzeros, bluseros, urbanos, entre otros.

“Los que ya hemos hablado tanto sobre lo que sucede en la escena musical mexicana, ya tenemos claro qué es lo que pasa; ya es necesario saber qué pasa con todos esos músicos que no han estado contemplados en un centro trabajo, me interesa mucho el bienestar y la seguridad de los músicos que trabajan en la calle. Me parece que es Lucina Jiménez quien está coordinando todo esto y considero que es muy bueno porque es una mujer que se ha dedicado a transformar los entornos culturales”, explica.

Franco sostiene que en conversaciones con el equipo de transición ha expresado sus inquietudes sobre cómo se distribuye el presupuesto en áreas como la música clásica. “Me parece que el dinero no se ha distribuido bien, por ejemplo, por qué se gasta tanto dinero en un concierto como el de Philip Glass o en traer a una orquesta del extranjero, cuando hacen faltas muchas cosas para algunos grupos como los de Bellas Artes. Aunque también es verdad que estos grupos con plazas federales, u otros como el Ceprodac, el Cepromusic o la Compañía Nacional de Teatro están considerados como los grupos élite. Alejandra Frausto y quien se quede al frente del INBA tienen que ver todas estas cosas, tiene que revisar todos los círculos viciosos que se han creado alrededor de las cuestiones sindicales. No hablo de la calidad, no pongo en duda que son grandes artistas, digo que hay escuchar a todos”, dijo.

Finalmente, sostuvo que a lo largo del sexenio no hubo acercamientos suficientes con los artistas. “Peña Nieto no apoyó bien a Rafael Tovar y, después, con María Cristina García Cepeda, tampoco se pudo, por la coyuntura del sismo”.

 

 

Con información de: El Universal

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad