Foto: Excélsior/Archivo

Identificación de restos tardaría 3 meses más

Chilpancingo, Guerrero.- La identificación de los restos encontrados en el basurero de Cocula y en la margen del río que se ubica en ese municipio será más complicada y llevará entre dos y tres meses al laboratorio de la Universidad de Innsbruck obtener resultados, por lo cual para la PGR los 42 normalistas siguen desaparecidos y continuará la búsqueda.

De acuerdo con Excélsior, en el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck, un equipo especialista encabezado por el doctor Walther Parson realizará todas las pruebas necesarias para identificar los restos óseos y dientes enviados desde México. Este instituto ha obtenido reconocimientos por las identificaciones de ADN que ha realizado a nivel mundial.

Existen dos tipos de ADN en la célula: el ADN nuclear y el ADN mitocondrial. En el núcleo de cualquier célula humana (nucleada) se pueden encontrar cientos de copias de ADN mitocondrial y sólo dos copias de ADN nuclear

Según peritos de la PGR, quienes pidieron omitir su nombre, los restos encontrados en Cocula son pequeños fragmentos de huesos y dientes que podrían corresponder a un número indeterminado de personas, pues varios fragmentos de hueso o dientes podrían corresponder a una sola persona.

Dijeron que los peritajes realizados por los especialistas mexicanos y argentinos, quienes participaron en los primeros estudios, encontraron que el daño que se causó a los restos óseos por parte de los sicarios que asesinaron a los normalistas, impide que se puedan realizar estudios de lo que se denomina ADN nuclear y solamente se puede llevar a cabo un análisis mitocondrial, que puede ser utilizado para comparar el genoma evolutivo entre restos no identificados y sus familiares.

Peritos argentinos, en un comunicado fechado el 25 de noviembre, informaron que entre el 13 y el 17 de noviembre de 2014, un perito del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) junto con miembros de la Cancillería de México y personal de la PGR, “acompañó el traslado y la entrega de una selección de muestras óseas provenientes del basurero y del río de la localidad de Cocula, Guerrero, al laboratorio del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Medicina de Innsbruck en Austria”.

Gracias a que se encontró un pedazo de hueso grande se pudo obtener fácilmente una muestra de ADN y lograr la identificación de Alexander Mora, comparándola con las muestra de ADN de sus padres. El procedimiento fue rápido.

Un grupo formado por fuerzas federales, peritos de la PGR y forenses argentinos participaron en la búsqueda de restos, logrando rescatar una bolsa con huesos humanos, mismo que después de ser revisados por los médicos forenses argentinos decidieron enviarlos a la Universidad de Innsbruck por lo complejo que se presentaba obtener una muestra de ADN debido al nivel de descomposición de los huesos y dientes rescatados.

Existen dos tipos de ADN en la célula: el ADN nuclear y el ADN mitocondrial. En el núcleo de cualquier célula humana (nucleada) se pueden encontrar cientos de copias de ADN mitocondrial y sólo dos copias de ADN nuclear.

El análisis de ADN mitocondrial es a menudo el método preferido usado por los científicos forenses. Dado que las mitocondrias son estructuralmente fuertes y protegen el ADN en su interior, el ADN mitocondrial se puede extraer de restos antiguos, incluyendo cabello, huesos y dientes. Este ADN se pasa de una generación a otra por el linaje materno. No hay cambio en el ADN mitocondrial de madre a hijo.

Fuente: Excélsior

Comenta

Noticias relacionadas

Detienen a 18 hombres armados en Guerrero

domingo 23 de febrero de 2020

Accesibilidad