Inicia 2019 con leve caída en cifras de empleo

Ciudad de México. – Durante el primer mes del 2019 se incorporó un número ligeramente mayor de trabajadores al mercado laboral formal. Sin embargo, los indicadores sobre las condiciones laborales en el país no muestran avances.

La Tasa de Desempleo nacional se ubicó en 3.5%, cifra ligeramente menor que la registrada durante el último mes del 2018 (3.6 por ciento). Por su parte, la informalidad laboral alcanzó a 56.5% de la población ocupada, un mejor resultado que el previo (56.9%), de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo(ENOE) podemos observar los sesgos laborales por género, región y niveles de instrucción, así como las condiciones de trabajo de los mexicanos, que muestran algunas de las principales problemáticas en el mercado laboral mexicano.

Desigualdades

Mientras la Tasa de Desocupación para hombres cayó 0.19% en comparación mensual, para las mujeres creció 0.06 por ciento. En México 3 de cada 10 hombres económicamente activos se encuentra en situación de desempleo, la cifra para las mujeres aumenta a 4 de cada 10.

Entre regiones también se muestran algunas brechas importantes en términos laborales. Las entidades que registran altos niveles de pobreza y marginación son las mismas que presentan mayor informalidad laboral. En Chiapas, Guerrero y Oaxaca el nivel de desempleo fue menor que la media nacional, pero de cada 10 trabajadores 8 son informales, según cifras originales del Inegi.

Si se desagrega la población desempleada por su nivel de instrucción se identifica que entre mayor sea el grado escolar más difícil será que se incorpore al mercado laboral. Del total de desocupados en el país, el 46.8% son personas que cuentan con escolaridad media superior o superior.

Condiciones

Aunque se redujo el número de ocupados informales, siguen representando más de la mitad de toda fuerza laboral mexicana. Al menos 6 de cada 10 empleados se encuentran en condiciones laborales vulnerables derivadas del carácter informal de las unidades para las que trabajan.

En el país hay muchos mexicanos que aún teniendo un empleo se encuentran en búsqueda de otro, ya sea por voluntad o necesidad. El porcentaje de estos mexicanos -junto con los desempleados- ascendió a 6.8% en el primer mes del año, sólo en un mes esta población creció 10.7 por ciento.

Los trabajadores que se encuentran en condiciones críticas de ocupación también aumentaron, pasando de representar 15.3% del total de ocupados a 18.0 por ciento. Esta tasa refleja que 2 de cada 10 empleados trabajan en condiciones inadecuadas, ya sea por la duración de su jornada laboral o por el nivel de ingresos que percibe.

Regiones urbanas, mayor desempleo pero mejores condiciones

El nivel de desempleo contemplado sólo en las urbes del país fue de 4.1% en enero del 2019. Pese a registrar más habitantes en búsqueda de trabajo sin conseguirlo, quienes integran la fuerza laboral en estas regiones presentan mejores condiciones laborales.

La población que se encuentra en condiciones críticas de ocupación en estas zonas ascendió a 14.3% del total de ocupados, a escala nacional la cifra es de 18.0 por ciento. La prevalencia de informalidad laboral, y vulnerabilidad económica, también es significativamente menor, mientras la cifra nacional de informales es de casi 60%, en las urbes la proporción baja a 46.7 por ciento.

Con información de El Economista

Noticias relacionadas

Anuncia UEFA que no habrá fútbol hasta junio

miércoles 1 de abril de 2020

Accesibilidad