Jaime Bonilla despide a funcionarios por actos de corrupción

MÉXICO.- La empresa Blue Propane sobornó al exoficial mayor del gobierno de Baja California, Jesús Demién Nuñez, y a la exsecretaria de Bienestar del estado, Cynthia Gissel García Soberanes, quienes fueron despedidos de la administración que encabeza Jaime Bonilla por estos y otros actos de corrupción.

 

Desde los pasados gobiernos estatal y municipal que encabezaron Francisco Vegay Juan Manuel Gastelum Buenrostro respectivamente, Blue Propane fue señalada de sobornar funcionarios de distintas dependencias, ya que pese a una moratoria seguía construyendo plantas gaseras en varias colonias de la ciudad, principalmente aquellas en la periferia.

Al respecto, la organización Retos y Logros Cumplidos consiguió que varias de estas obras se detuvieran, a escasos días de su apertura, siempre con base en la moratoria de construir plantas gaseras, que entró en vigor desde 2015 en esta frontera.

Ahora, de acuerdo a un testigo protegido de la Secretaría de la Honestidad y la Función Pública en la entidad, que encabeza Vicenta Espinoza, tanto Nuñez Camacho como García Soberanes recibieron suficientes recursos en forma continua, como para adquirir dos y unas camionetas de lujo respectivamente.

Rosendo Colorado, exdiputado priista y operador de la también ex diputada García Soberanes, declaró que le consta que los sobornos de la gasera sonorense Blue Propane y otros empresarios, ascendieron hasta los 28 millones de pesos, bajo la promesa de convertirlos en proveedores del gobierno de Bonilla Valdez.

Al precisar que no se admitirían personas físicas como proveedores de su administración sino empresas debidamente constituidas y registradas, algunos interesados reclamaron la devolución de los recursos entregados a ambos ex funcionarios.

En su declaración ante la Secretaría de la Honestidad, Colorado se refirió a la firma sonorense como unos «gaseros que también le estaban poniendo dinero  para solventar algunos gastos, era la gasera Blue Propane y me dijo -la ex secretaria de Bienestar-, que ´no me puedo pelear con ellos porque son los que me están ayudando con lo técnico y están poniendo lana».

Luego de tomar protesta al nuevo oficial mayor y a la nueva secretaria de bienestar social el gobernador de Baja California Jaime Bonilla advirtió que en su administración no habrá vacas sagradas, y que se acabaron la corrupción y los moches.

Héctor Mares y Laura Torres sustituyeron a Rubén Nez y a Cynthia Gissel en la Oficialía Mayor y la Secretaría de Bienestar por un caso que implicó la exigencia de dinero a un empresario para ser proveedor del estado, tras lo cual se retiraron del cargo.

Bonilla Valdez precisó que se tomarán acciones “pero si hay situaciones donde el gobierno anterior trata de infiltrar gente en este gobierno, como ha estado haciéndolo, lo vamos a detectar y no vamos a esperar ni vamos a estar de manera muy tranquila esperando que alguien venga a hacer las denuncias, nosotros mismos vamos a hacer las investigaciones”.

Mientras que el hasta entonces Oficial Mayor Jesús Nuñez pidió licencia para aclarar las investigaciones, la titular de la Secretaría de Bienestar estatal fue internada en un hospital privado al haber presentado un cuadro crítico de salud.

 

Con información de Excelsior / Foto: Facebook / Jaime Bonilla 

Noticias relacionadas

Accesibilidad