Jefe de vigilancia y dos custodios sacaron a tres narcos del Reclusorio Sur; van 11 detenidos

MÉXICO.- Roberto Barenque Medina, jefe de vigilancia, así como los custodios Daniel Rivas Ramírez y Antonio Sebastián de Mesa Venteño presuntamente son quienes sacaron del Reclusorio Sur a tres cabecillas del cártel de Sinaloa en una camioneta oficial, de acuerdo con la indagatoria de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina.

 

Barenque era el encargado de la célula de traslado y conductor del vehículo del sistema penitenciario en el que se fugaron la madrugada del miércoles Víctor Manuel Félix Beltrán, operador financiero de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, Fernando Meza González y Yael Osuna Navarro.

Según el expediente CI-FXH/XO-1S/D/137/01-2020, los tres servidores públicos participaron de manera directa en la evasión. Su encomienda era trasladar a un interno identificado como Víctor Briseño al hospital Rubén Leñero, lo que aprovecharon para sacar del penal a los narcotraficantes.

Los tres internos ofrecieron 200 mil pesos al reo que iba en la camioneta de traslados a cambio de que no dijera nada y, según su testimonio, la camioneta realizó un recorrido de 50 minutos.

Al cierre de la edición, la FGJ estaba a la espera de 13 órdenes de aprehensión por evasión de reo y cohecho, es decir, cinco mandamientos más que se sumaron a los ocho que se tramitaban al inicio de la indagatoria

VAN 11 DETENIDOS

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México arrestó a 11  funcionarios, por su presunta participación en la fuga de los tres internos del reclusorio Sur, ligados al cártel de Sinaloa.

La Fiscalía indicó que los servidores públicos ingresaron anoche al reclusorio Oriente, para quedar a disposición de la autoridad jurisdiccional.

El miércoles, Víctor Manuel Félix Beltrán, cercano a Joaquín El Chapo Guzmán, Luis Fernando Meza González y Yael Osuna Navarro, supuestos integrantes del cártel de Sinaloa, escaparon del reclusorio Sur, ubicado en la alcaldía Xochimilco, con apoyo del personal de seguridad.

Los reos enfrentaban un proceso de extradición a Estados Unidos por los delitos contra la salud, asociación delictuosa y asociación delictuosa.

PUNTOS CIEGOS ALREDEDOR DEL RECLUSORIO SUR 

Hasta ahora, no se conoce el momento exacto en que los tres reos se fugaron del Reclusorio Sur, sin embargo, la Fiscalía capitalina solicitó videos de las cámaras de seguridad de negocios que se ubican en los primeros tres kilómetros de la posible ruta; además, se detectaron al menos tres puntos ciegos en la zona que pudieron aprovechar los reos para escapar.

Al exterior del penal, donde el pasado miércoles se fugaron los reos Yael Osuna Navarro, Luis Fernando Meza González y Víctor Manuel Félix Beltrán, este último presunto operador financiero del Cártel de Sinaloa, se encuentra el Circuito Martínez de Castro, en él se ubican cuatro cámaras de videovigilancia del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5).

La primera está a 150 metros de la aduana, la segunda a 25 metros del acceso a los tribunales federales, la tercera a 50 metros de los juzgados locales y la cuarta en las inmediaciones del penal.

Cuando la camioneta B162 salió del área de aduanas del penal, circuló por el Circuito Martínez de Castro, Piña y Palacios, Cuauhtémoc, Vicente Guerrero, Carretera a San Pablo, Camino Real a San Mateo, Xochimilco, San Pablo Topilejo, Antiguo Camino a Xochimilco, Calzada de Tlalpan, José María Izazaga, Eje Central Lázaro Cárdenas, Puente de Alvarado, San Cosme, Tacuba y Plan de San Luis, hasta llegar al hospital Rubén Leñero.

Sobre esta calle, Vicente Guerrero, a la altura de la calle Matamoros, en el pueblo San Mateo Xalpa, a 600 metros de distancia del Reclusorio Sur, se ubica el primer punto ciego, en este sitio, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, pudieron haber descendido los tres reos evadidos; a lo largo de esta calle, no se ubica ninguna cámara de videovigilancia del C5, las casas tampoco cuentan con cámaras privadas y afirman que por las mañanas hay poco tránsito.

Sobre la carretera a San Pablo, antes de llegar a Las Bombas en el pueblo San Lucas Xochimalca, a 1.8 kilómetros del penal, se ubica el segundo punto ciego; según el Ministerio Público, en este sitio también pudieron haberse bajado los tres internos de la camioneta, no obstante, tampoco hay cámaras del C5. Una parte de la calle no está poblada y en algunos sectores solo son terrenos.

El tercer punto ciego se ubica sobre la carretera a San Pablo, antes de llegar a la calle Constitución, en el pueblo de Santiago, a 2.5 kilómetros del Reclusorio, es el último punto donde, según las autoridades, los tres reclusos pudieron haber descendido de la camioneta. A partir de esta zona, el tránsito vehicular y peatonal comienza a incrementarse y se detectó que sí existen diferentes cámaras privadas de negocios particulares, pero tampoco hay cámaras del C5.

Cuando la camioneta B162 salió del área de aduanas del penal, circuló por el Circuito Martínez de Castro, Piña y Palacios, Cuauhtémoc, Vicente Guerrero, Carretera a San Pablo, Camino Real a San Mateo, Xochimilco, San Pablo Topilejo, Antiguo Camino a Xochimilco, Calzada de Tlalpan, José María Izazaga, Eje Central Lázaro Cárdenas, Puente de Alvarado, San Cosme, Tacuba y Plan de San Luis, hasta llegar al hospital Rubén Leñero.

Sobre esta calle, Vicente Guerrero, a la altura de la calle Matamoros, en el pueblo San Mateo Xalpa, a 600 metros de distancia del Reclusorio Sur, se ubica el primer punto ciego, en este sitio, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, pudieron haber descendido los tres reos evadidos; a lo largo de esta calle, no se ubica ninguna cámara de videovigilancia del C5, las casas tampoco cuentan con cámaras privadas y afirman que por las mañanas hay poco tránsito.

Sobre la carretera a San Pablo, antes de llegar a Las Bombas en el pueblo San Lucas Xochimalca, a 1.8 kilómetros del penal, se ubica el segundo punto ciego; según el Ministerio Público, en este sitio también pudieron haberse bajado los tres internos de la camioneta, no obstante, tampoco hay cámaras del C5. Una parte de la calle no está poblada y en algunos sectores solo son terrenos.

El tercer punto ciego se ubica sobre la carretera a San Pablo, antes de llegar a la calle Constitución, en el pueblo de Santiago, a 2.5 kilómetros del Reclusorio, es el último punto donde, según las autoridades, los tres reclusos pudieron haber descendido de la camioneta. A partir de esta zona, el tránsito vehicular y peatonal comienza a incrementarse y se detectó que sí existen diferentes cámaras privadas de negocios particulares, pero tampoco hay cámaras del C5.

 

Con información de Milenio y En Punto  / Foto: Cuartoscuro 

Noticias relacionadas

Crece en 2019 secuestros de mujeres en México

martes 18 de febrero de 2020

Accesibilidad