Joe Biden asegura formalmente la candidatura demócrata a la presidencia

MUNDO.- Joe Biden aseguró formalmente el viernes la nominación presidencial demócrata, por lo que ahora enfrentará al presidente Donald Trump en una difícil contienda electoral que se desarrollará en un contexto adverso sin precedentes de pandemia, derrumbe económico y agitación civil.

El exvicepresidente se había constituido en el abanderado de hecho de su partido cuando su último contrincante, Bernie Sanders, se retiró en abril del proceso interno demócrata. Pero Biden aseguró formalmente la nominación al conseguir los 1.991 delegados necesarios para convertirse en el candidato del partido tras las elecciones primarias efectuadas el martes en siete estados y el Distrito de Columbia.

«Fue un honor competir junto a uno de los grupos de candidatos con más talento que haya presentado nunca el Partido Demócrata”, señaló Biden en un comunicado el viernes en la noche.

“Y estoy orgulloso de decir que vamos a ganar esta elección general como un partido unido”.

El exvicepresidente se había erigido en el abanderado de facto de su partido desde que su último contrincante, Bernie Sanders, se retiró del proceso interno demócrata en abril. Biden consiguió formalmente la nominación al alcanzar los mil 991 delegados necesarios para convertirse en el nominado tras las primarias del martes en siete estados y en el Distrito de Columbia.

Biden alcanzó el límite de delegados tres días después de las primarias porque diversos estados, abrumados por la gran cantidad de votos enviados por correo, tardaron varios días en contabilizar los resultados. Entonces equipos de analistas en The Associated Press desmenuzaron la votación por distritos legislativos. Los demócratas conceden la mayoría de los delegados para la convención nacional del partido con base en los resultados de esos distritos.

Biden acumula mil 993 delegados cuando todavía faltan por realizarse primarias en ocho estados y tres territorios de Estados Unidos.

Este momento no fue de gran fanfarria como se acostumbra debido a que la nación confronta varias crisis de manera simultánea. Aunque Biden comenzó a salir más esta semana, la pandemia de coronavirus lo ha obligado a mantenerse confinado en su casa en Wilmington, Delaware, gran parte de los últimos tres meses.

El país enfrenta la peor tasa de desempleo desde la Gran Depresión. Y disturbios civiles que hacen recordar los experimentados en la década de 1960 han estallado en docenas de ciudades por la muerte de George Floyd, un afroestadounidense a quien un policía de Minneapolis le oprimió el cuello con una rodilla durante varios minutos, incluso después de que dejara de moverse y se quejara que no podía respirar.

Es una confluencia de acontecimientos que ningún gobernante en Estados Unidos ha enfrentado en los tiempos modernos.

Con información de AP / Foto: Matt Rourke

Noticias relacionadas

Joao Maleck, culpable de homicidio

viernes 23 de octubre de 2020

Accesibilidad