Juez de Texas falla contra DACA y bloquea nuevas solicitudes

MUNDO.- Un juez federal en Texas falló el viernes que la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, el programa de la era de Obama (conocido como DACA) que protege a ciertos inmigrantes indocumentados de la deportación, es ilegal, y bloqueó así a nuevos solicitantes.

El fallo del juez Andrew Hanen prohibiría solicitudes futuras, pero no cancela de inmediato los permisos actuales para cientos de miles de personas.

DACA, programa creado en 2012, tenía la intención de brindar un respiro temporal a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños, un grupo que a menudo se describe como «soñadores» o “dreamers”, muchos de los cuales ahora son adultos.

Pero casi una década desde que se estableció el programa, DACA sigue siendo una de las únicas señales de alivio potencial para los inmigrantes indocumentados que buscan quedarse y trabajar en Estados Unidos.

Hanen, designado por el presidente George W. Bush, dictaminó que el Congreso no le había otorgado al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) la autoridad para crear DACA y que impedía que los funcionarios de inmigración hicieran cumplir las disposiciones de deportación de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés).

«El Congreso no le ha dado al Poder Ejecutivo rienda suelta para otorgar presencia legal fuera del ámbito del esquema legal», escribió Hanen.

El Congreso sigue siendo el único organismo que puede proporcionar una solución permanente para los beneficiarios de DACA a través de la legislación, pero la legislación de inmigración ha estado estancada durante años.

Los demócratas pidieron inmediatamente que el Congreso actuara.

El representante Joaquín Castro, un demócrata de Texas, y su hermano gemelo Julián Castro, quien se desempeñó como secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano durante el mandato del expresidente Barack Obama, calificaron la decisión como «terrible».

«Los sueños de cientos de miles de jóvenes que están contribuyendo a la economía estadounidense quedarán en suspenso sin una buena razón. El Congreso debe aprobar un camino hacia la ciudadanía este año. No podemos esperar», dijo el representante Castro en Twitter.

«Los soñadores han vivido en la incertidumbre durante demasiado tiempo. Es hora de que el Congreso les dé la protección que se merecen. Debemos aprobar el proyecto de ley de reconciliación presupuestaria», dijo Julián Castro.

Mientras tanto, el representante de Nueva Jersey, Bill Pascrell, dijo en Twitter: «Este juez de derecha en Texas está tratando de detener unilateralmente el programa DACA. Esta decisión debe ser apelada y descartada».

La Casa Blanca, el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Una larga lucha legal

Este impactante fallo de Hanen, es el último giro dramático en el programa DACA de casi una década de antigüedad.

La administración Trump intentó poner fin a DACA en 2017, pero la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó su intento en junio de 2020.

Después del fallo de la Corte Suprema, la administración Trump intentó decir que no se aceptarían nuevas solicitudes de DACA y que las renovaciones se limitarían a un año en lugar de dos en medio de una revisión en curso. Otro juez federal rechazó eso y ordenó la restauración del programa.

La demanda fue presentada originalmente por Texas —junto con Alabama, Arkansas, Luisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental— argumentando que el programa imponía una carga indebida a los estados y equivalía a una extralimitación ejecutiva. Hanen escuchó los argumentos orales en el caso en diciembre.

En su fallo del viernes, Hanen citó la decisión anterior de la Corte Suprema, señalando la determinación de la mayoría de que los tribunales tienen la autoridad para revisar el memorando de DACA. Pero Hanen también se basó en un disenso escrito por el juez Clarence Thomas, junto con los jueces Samuel Alito y Neil Gorsuch, quien dijo que DACA era un «programa ilegal».

«El juez Thomas señaló que el fracaso de la mayoría para abordar la creación de DACA fue ‘un esfuerzo por evitar una decisión políticamente controvertida pero legalmente correcta’ que resultaría en futuras ‘batallas que se librarán en esta Corte'», escribió Hanen. «Si bien el tema controvertido puede regresar finalmente a la Corte Suprema, la batalla que el juez Thomas predijo actualmente reside aquí y no es una que esta Corte pueda evitar».

Inmigrantes y activistas piden a Biden actuar ante fallo de juez

Inmigrantes y activistas en Estados Unidos exhortaron a los demócratas y al presidente Joe Biden a que impulsen con celeridad un proyecto de ley que proteja a los inmigrantes jóvenes, luego de que un juez federal de Texas fallara que es ilegal un programa de la era de Barack Obama que impide deportar a miles de ellos que fueron traídos al país cuando eran niños.

Los inconformes anunciaron que apelarán la decisión del juez federal, Andrew Hanen, que el viernes 16 de julio declaró ilegal el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), con lo que prohibieron al gobierno tramitar nuevas solicitudes, pero lo dejaron intacto para los beneficiarios actuales.

El fallo es una “sirena de alarma” para los demócratas, dijo la directora ejecutiva del grupo activista United We Dream, Greisa Martinez Rosas.

Consideró que los demócratas serán los únicos culpables si no se concreta una reforma legislativa. “Hasta que el presidente y los demócratas en el Congreso cumplan con la naturalización, las vidas de millones seguirán en riesgo”, afirmó.

Hanen falló a favor de Texas y ocho estados conservadores más que interpusieron una demanda para detener al DACA, que provee protecciones limitadas a unas 650 mil personas.

El programa enfrentó varias impugnaciones en tribunales desde que el entonces presidente Obama lo instituyó en junio de 2012. El gobierno de Trump anunció que ponía fin al DACA en septiembre de 2017, pero la Corte Suprema federal falló en 2020 que el gobierno no le puso fin de forma adecuada y permitió que continuara en vigor una vez más.

En un comunicado emitido el viernes 16 de julio en la noche, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se comprometió a que los demócratas impulsarán la aprobación de la Ley Dream y exhortó a los republicanos a que “se nos unan en respetar la voluntad del pueblo estadounidense y la ley, para garantizar que los dreamers tengan un camino permanente hacia la ciudadanía”.

En el fallo del viernes 16 de julio, Hanen escribió que los estados demostraron “las contrariedades que la continua operación del DACA les ha infligido”.

“Además”, agregó, “el gobierno no tiene un interés legítimo en continuar con un programa implementado ilegalmente”.

Biden ya propuso una ley que proporcionaría un mecanismo de naturalización para los 11 millones de personas que se calcula que viven en Estados Unidos sin autorización. También ordenó a las agencias que se esfuercen en preservar el programa.

Los partidarios del DACA, incluidos los que argumentaron ante Hanen para salvarlo, dijeron que es necesario que el Congreso apruebe una ley para proporcionar un alivio permanente. Hanen dijo que el Congreso debe actuar si Estados Unidos quiere proporcionar las protecciones del DACAa los beneficiarios comúnmente conocidos como “dreamers”, basadas en las propuestas de la llamada Ley Dream que el Congreso nunca aprobó

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley en marzo para crear un mecanismo de naturalización para los dreamers, pero la medida se estancó en el Senado. Los simpatizantes de los inmigrantes esperan poder incluir una cláusula que abra esa puerta a la naturalización en un amplio proyecto de ley presupuestal que los demócratas desean aprobar este 2021, pero se desconoce si esa propuesta tendrá éxito.

Además de Texas, los demandantes eran Alabama, Arkansas, Kansas, Luisiana, Mississippi, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental, todos ellos estados con gobernadores o secretarios de Justicia republicanos.

Los estados argumentaron que Obama nunca tuvo la autoridad en 2012 para crear el DACA porque eludió al Congreso. Los estados también alegaron que el programa merma sus recursos educativos y de salud.

El Fondo Mexicano Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF por sus iniciales en inglés) y la Fiscalía General de Nueva Jersey, que defendieron el DACA a nombre de un grupo de beneficiarios, argumentaron que Obama sí tenía la autoridad para instituir el programa y que los estados carecían de legitimación procesal para demandar porque no sufrieron ningún daño debido al DACA.

Thomas Saenz, presidente del MALDEF, dijo el viernes 16 de julio que los demandantes apelarán.

“La decisión de hoy enfatiza una vez más cuán crucialmente importante es que el Congreso intervenga para reflejar la voluntad de una supermayoría de ciudadanos y electores en este país. Esa voluntad es ver a los beneficiarios del DACA y otros inmigrantes jóvenes en circunstancias similares recibir la acción legislativa que les conceda una ruta hacia la permanencia y naturalización en nuestro país”, declaró Saenz.

Hanen rechazó la solicitud de Texas en 2018 para detener el programa a través de un interdicto preliminar, pero en un presagio de su fallo más reciente, dijo creer que el DACA tal y como fue implementado probablemente es inconstitucional si no recibe la aprobación del Congreso.

El juez falló en 2015 que Obama no podía ampliar las protecciones del DACA ni instituir un programa que protegiera a los padres de los dreamers.

Aunque con frecuencia el DACA es descrito como un programa para inmigrantes jóvenes, muchos de los que ampara viven en Estados Unidos durante una década o más tras ser traídos al país sin autorización o quedarse después de que sus visas expiraron. El Centro para el Progreso Estadounidense, un organismo liberal, dice que aproximadamente 254 mil niños tienen al menos un padre que se apoya en el DACA. Algunos de los beneficiarios son abuelos.

Todd Schulte, presidente de FWD.us, una organización progresista, expresó su decepción por el fallo del viernes y mediante un comunicado dijo que el DACA fue un gran éxito que transformó muchas vidas.

“Lo ocurrido hoy deja una cosa totalmente clara: Sólo una solución legislativa permanente aprobada por el Congreso eliminará el miedo y la incertidumbre con los que los beneficiarios del DACA se ven obligados a vivir durante años. Exhortamos a todos y cada uno de los funcionarios electos a que hagan todo lo que esté a su disposición de forma que los beneficiarios del DACA y sus familias y comunidades puedan vivir libres de temor y continuar construyendo sus vidas aquí”, dijo Schulte.

Con información de CNN y Dan Berman / AP / Foto: EFE/EUGENE GARCIA

Noticias relacionadas

Japonés prueba su primer pozole y se hace viral

miércoles 4 de agosto de 2021

Accesibilidad