La Jirafa, otra especie en peligro de extinción

Ciudad de México.- La jirafa, el mamífero más alto sobre la tierra y una de las principales atracciones en los zoológicos de todo el mundo, está en peligro de extinción debido a la caza ilegal y la pérdida de su hábitat, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Un informe publicado recientemente, revela que la población de jirafas ha descendido un 40 por ciento durante las últimas tres décadas y actualmente quedan unas 97 mil 600.

Según el organismo que determina cuáles son las especies que están en peligro de extinción, son varias las razones que existen para que el mamífero se encuentra en esta lamentable situación.

En primer lugar, se da por la pérdida de hábitat a causa de la deforestación, el cambio de uso de suelo, la expansión de actividades agricultoras y ganaderas y el crecimiento de la población humana.

También se da a causa de problemas y disturbios civiles, como la violencia étnica, milicias rebeldes u operaciones militares y paramilitares.

Pero principalmente se da por la caza legal o furtiva. Las diferentes partes del cuerpo del mamíifero son muy demandadas.

Por ejemplo, la carne es utilizada como fuente de alimento, la cola como matamoscas, el pelo para pulseras e hilo, la piel para la fabricación de escudos, sandalias, ropas y tambores y los tendones para cuerdas de instrumentos musicales.

Aunque las poblaciones más grandes de jirafas residen en parques nacionales y reservas, se ha demostrado que estas áreas protegidas son inadecuadas, una de las muchas conclusiones alarmantes que aparecen en el último informe de la Lista Roja de Especies Amenazadas sobre el futuro de esos animales.

“Mientras la atención mundial se ha dirigido a las amenazas de los elefantes y rinocerontes, las jirafas han quedado fuera del radar y las estamos perdiendo en un número significativo”, explicó Liz Bennett, vicepresidenta de conservación de especies de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre.

Las jirafas viven sobre todo en el sur y este de África, pero también hay poblaciones más pequeñas en África Central y Occidental. Algunas de estas poblaciones son particularmente vulnerables debido a la guerra y conflictos civiles en países como Sudán.

Ello aunado a la caza ilegal y la pérdida de su hábitat que son amenazas igual de peligrosas.

Redacción / The New York Times

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad