Foto: Google Maps

Largas filas en el Hospital La Raza por citas médicas

MÉXICO.- La situación no mejora en el Hospital de Especialidades de La Raza. Ahí son pacientes con otros padecimientos los que están pasando horas en la calle y a quienes se les están posponiendo procedimientos médicos delicados, incluso operaciones de trasplante.

Laura tuvo que formarse 3 días afuera del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS, para lograr obtener este jueves su cita para Neurología.

El lunes pasado llegó de Tecamac, Estado de México, y estuvo 14 horas de pie en largas filas, afuera y adentro de la institución, con la esperanza de obtener una cita. Pero no lo logró.

“De 8 de la mañana a 10 de la noche. Dieron las 10. Pues nos dieron unos papelitos y a regresar. Fatal fue una cosa horrible, era eterno, ir al baño, apartarse lugar, que no se le metieran y todo, no podíamos salir para comer. Vino el martes, igual no alcanzamos. Como tres horas, pero nos sacaron la cita ahora hasta febrero, está tremendo esto es un lío, no tienen nada de organización, nunca había pasado esto”, afirmó Laura Hernández, derechohabiente IMSS.

Maribel salió a las 4 de la mañana de Ciudad Neza, con banco y abrigo en mano, para formarse en La Raza y sacar una cita. Después de 5 horas lo logró, pero tendrá que esperar 2 meses para su consulta.

“Llegué a las 5 y media, ya había como unas 30 formadas antes que yo, es para endocrinología y la otra es para metabólica, están para el 21 y 10 de marzo. Hay bastante gente, pudiendo ellos agendar desde noviembre que venimos, pero pues se esperan hasta que tengan la agenda abierta, ahí qué podemos hacer. Si ya todo lo hace la computadora, para qué se esperan tanto y aún así no queremos contagios, cuanta gente y dicen ‘guarda sana distancia. No se puede”, destacó Maribel Lozada, Cd. Neza.

Darío, paciente oncológico, no corrió con la misma suerte. Él viajó desde Toluca, Estado de México, para ser operado y después de 3 horas de espera le dijeron que no hay camas disponibles y que regrese después.

“Ahorita iba a ser internado para trasplante de médula, pero no hay cama, entonces hay que volver a regresar para agendar cita, a ver para cuándo me dan la cita para poder intervenir. Está ahorita muy feo todo esto, porque yo he venido y no estaba así. Ahorita nada más le están dando para el dolor, puro paracetamol. Con su enfermedad ya tiene 3 años. Nosotros venimos en un taxi, nos cobra 1200. Viaje perdido, dinero perdido. Sí, todo perdido, así es esto”, insistió María Margarita Torres, esposa de paciente IMSS La Raza.

“Yo ya venía bien contento porque dije ya me voy a internar, ya voy a estar mejor,  pero pues me voy un poco triste, a esperar hasta que venga la otra cita”, agregó Dario, paciente oncológico IMSS La Raza.

La salida de las personas que hicieron cita fue por la puerta 4, mismo punto de ingreso de los pacientes de especialidades, lo que nuevamente generó aglomeraciones.

Otros sitios donde también se registraron largas filas, sin sana distancia, fueron los hospitales donde se realizan pruebas COVID, como en el Hospital Carlos MacGregor del IMSS, donde la toma de pruebas es 24 horas.

“Estuvimos formadas 2 horas en el de San Borja, clínica 28, y nos dicen que no nos pueden hacer la prueba, aviéntate otras 2, 3 horas acá”, agregó Gabriela.

“Desde las 10 de la mañana, tengo síntomas, me duele mucho el cuerpo, la cabeza y la garganta, empecé con los síntomas el lunes, nada más es para que me den el medicamento”, reiteró Zoé Terrones.

“Hasta para qué me recete un médico tengo que llevar la prueba de que no tengo Covid, si no, no puedo ni acudir ni a un médico particular porque tampoco la atienden, esto está pero terrible, ¿no?”, detalló Esperanza.

En macroquioscos de pruebas, como el ubicado en la explanada del Metro Etiopía, también se registraron largas filas desde la madrugada y durante todo el día.

El miércoles se observó en la aplicación del Gobierno de la Ciudad que hospitales aparecían saturados. Hoy, se informó en una tarjeta informativa que los hospitales que aparecen en color rojo son principalmente “nosocomios que tienen una capacidad baja de camas para COVID-19, pero no por saturación, sino porque atienden otros padecimientos que requiere la población, mientras que los pacientes con COVID-19 son referidos a otras unidades médicas y de alta especialidad para que sean atendidos de manera prioritaria, por ejemplo, en el Hospital General de México, Hospital Juárez o el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER)”.

El INER nuevamente aparece como hospital “sin disponibilidad”.

Con información de Elizabeth Mávil

Noticias relacionadas

Reportan motín en Cereso de Colima

martes 25 de enero de 2022

Accesibilidad