Foto: Twitter

Llega Ejército a hospital materno infantil

México, DF.-La Secretaría de la Defensa Nacional implementó el Plan DN-III en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, después de que explotó cerca del lugar una pipa que dejó al menos tres niños y cuatro adultos muertos, según cifras oficiales.

El portal Milenio.com publica hoy que en el área también están presentes elementos de la Gendarmería Nacional donde hacen evaluación inicial para registrar posibles derrumbes.

El director del Instituto Nacional de Perinatología, Arturo Carmona, informó que se acondicionaron 20 espacios de hospitalización, de los 25 con los que se cuentan para recibir a niños prematuros y recién nacidos del hospital materno infantil de Cuajimalpa, donde se registró la explosión de una pipa.

A través de su cuenta de Facebook, la Cruz Roja Mexicana precisó que tres bebés fueron trasladados al Hospital de Cruz Roja en Polanco, cinco al Hospital Enrique Cabrera y uno más al Hospital ABC.

Carmona señaló en entrevista que por instrucción de la secretaría de Salud federal Mercedes Juan, en ese instituto también se recibirán a las madres de los niños que no presenten una lesión de quemadura dado a que carecen de ese tipo de especialidad.

Comentó que cuentan con la tecnología y con los cuneros requeridos para estabilizar a niños que hayan sido afectados por algún tipo de gas, tóxicos o lesiones que hayan podido presentarse en la explosión.

En el Instituto Nacional de Rehabilitación se acondicionó el área de quemados, conformada por más de una docena de camas aisladas con especialistas para intervenir de manera inmediata a adultos en caso de que hayan sufrido quemaduras menores o de tercer nivel.

El Instituto Nacional de Pediatría cuenta con la instrucción para que se atienda de manera inmediata a los menores que sean trasladados por tierra o aire por parte del Ejército, ambulancias del DF o secretaria de salud para que se estabilicen a los menores afectados.

Con información: Milenio.com

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad