Los efectos de los opioides en el organismo

MÉXICO.- La semana pasada el Congreso de Guerrero envió al Senado de la República una iniciativa de ley para la legalización de cultivos de amapola con fines medicinales.

 

La propuesta adiciona y modifica la Ley General de Salud, del Código Penal Federal y del Código Nacional de Procedimientos Penales.

De acuerdo con sus promotores, diputados locales del estado por Movimiento Ciudadano, esta iniciativa ayudaría a combatir gran parte de la violencia en Guerrero, ya que al abrir el mercado legal se le estaría pegando al corazón financiero de los grupos delictivos.

En este proyecto, se reconoce que Guerrero se ha convertido en la entidad más violenta de México y la Secretaría de la Defensa Nacional lo ubica como el mayor productor de amapola del país.

Aseguran que si el Congreso aprueba la legalización de la amapola, miles de productores rurales podrían incorporarse a la economía legal y licita, y a un mercado válido como es la industria medicinal.

Y es que la morfina, la oxicodona y el fentanilo son fármacos derivados de la amapola, por lo que consideran que esta sería una gran oportunidad para el desarrollo económico de Guerrero.

Sin embargo, el cultivo legal de opio en el mundo está legislado por la Convención Única sobre Narcóticos de Naciones Unidas, luego de que en 1930 comenzara la regulación del mercado de exportación mundial.

Actualmente solo Australia, España, Inglaterra, Francia, Hungria, Alemania, Austria, China, India, Turquía, Eslovaquia, Japón, Macedonia, Nueva Zelanda, Holanda, Ucrania, Polonia y Rumania, es decir, 18 países pueden cultivar de manera legal la amapola con sus usos medicinales.

Desde 1967 México forma parte de esta convención única de estupefacientes, la cual contempla entre sus normas la posibilidad de que cada estado decida si la prohibición de cultivar ciertas plantas es la medida idónea para proteger la salud pública y evitar el tránsito ilícito en su territorio, pero deberá pedir autorización ante ésta para producirlas con fines medicinales.

Por ello, Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, anunció que acudirá a Naciones Unidas para pedir que flexibilice disposiciones rígidas de los años 70 que impiden que se despenalice el uso de la marihuana y en un futuro de la amapola con fines medicinales en México.

«Nosotros queremos plantearle a Naciones Unidas una pauta interpretativa para poder lograr una despenalización de la droga en nuestro país», declaró Sánchez Cordero la semana pasada.

Sobre los efectos de los opioides en el organismo, habla Feggy Ostrosky, director del Laboratorio de Neuropsicología y Psicofisiología de la UNAM.


 

 

 

Con información de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Falleció Larry King

sábado 23 de enero de 2021

Accesibilidad