Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

Mañana inicia la COP26

MUNDO.- El domingo comienza en Glasgow, Escocia, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, la COP26 con Estados Unidos de regreso y las ausencias de los presidentes de China y Rusia; se revisarán los avances y pendientes del Acuerdo de París de 2015, que contempla la transición energética de fuentes contaminantes a renovables.

‘Tenemos que salir de la era de los combustibles fósiles, tenemos que deshacernos de estas industrias que están causando este daño y desesperación’, dijo Briana Fruean, activista climática de Samoa.

Ciudad modernista y victoriana, la mayor de Escocia, Glasgow reunirá al mundo del 31 de octubre al 12 de noviembre para centrarse en un objetivo: Frenar la producción de energía mediante carbón negro, crucial para que se cumpla la meta de las cero emisiones en 2050.

Las peores noticias vienen de Asia, la fábrica del mundo. Por China, no sólo no asistirá el presidente Xi Jinping, sino que su país planea 240 nuevas centrales eléctricas de carbón de nueva generación, que sumadas a la mil ya existentes emitirán el equivalente al dióxido de carbono emitido por todas las fuentes del mundo entre 2016 y 2020.

En Asia vive 60% de la población mundial y ahí se encuentra la mitad de la industria manufacturera.

La economía mundial sigue enganchada al carbón para obtener electricidad: Asia demanda carbón, que llega de países como Australia, que no piensa dejar de suministrarlo, mientras los países del planeta demandan los productos de Asia y todos necesitan dinero, por lo que la responsabilidad de la banca, es central.

‘Así que tenemos empresas como Standard Chartered que están financiando nuestra muerte’, dijo Collette Levy-Brown, activista climática de Botswana.

Los activismos sociales, como el de Greta Thunberg, siguen reclamando que las decisiones ambientales se tomen en los países ricos.

‘Necesitamos más representación del llamado sur global; no es justo cuando, por ejemplo, un país envía muchos, muchos, muchos delegados y luego otro país está muy subrepresentado y mientras sigamos ignorando la responsabilidad histórica de los países del hemisferio norte, eso, por supuesto, no tendrá un resultado exitoso’, sostuvo Greta Thunberg.

Por lo que toca a México, su postura es similar a los demás países en desarrollo: es uno de los 15 mayores emisores de gases de efecto invernadero y uno de los 12 países más vulnerables a sus efectos en el cambio climático. Aunque se comprometió en 2015 a bajar para 2030 el 22% de los gases de efecto invernadero y hasta 51% en la eliminación de carbono negro, ahora condiciona estas metas a los apoyos internacionales que reciba.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Accesibilidad