Foto: Twitter

Marcharán en DF por crimen de enfermera de Uruapan

México, DF.- Enojo, indignación y frustración entre los habitantes de Michoacán y en redes sociales ha despertado el brutal asesinato y tortura de la joven enfermera Érika Kassandra Bravo Caro, cuyo cuerpo apareció el sábado en condiciones escalofriantes en Uruapan, después de estar desaparecida.

A través de redes sociales, se ha lanzado una convocatoria a asistir a un mitin en el Distrito Federal este martes, para exigir justicia ante este caso de presunto feminicidio, publica Excélsior.

La manifestación, de acuerdo con los convocantes, se realizará en la calle Kansas #48 en la colonia Nápoles de la delegación Benito Juárez, a las 18:00 horas. Por la mañana se tiene previsto que se realice también una marcha pacífica en la ciudad de Morelia, a las 10:00 horas.

“Según lo que compartía en su cuenta de Twitter, era una joven inteligente y buena. Tenía una hermosa sonrisa alimentada por sueños y esperanza. Tenía muchos proyectos para el futuro. Estaba enterada de lo que pasa en su país y le dolía, odiaba la injusticia y no toleraba que hubiera en el mundo gente que no tenía comida en su mesaNo entendía por qué sacrifican a un perro por morder a una niña y no a un hombre por violarla. Era una mujer adorable y quienes la conocían la querían”, se lee en un mensaje hecho público en la página Valor por Michoacán, que acompaña la convocatoria a la manifestación en la Ciudad de México.

Érika Kassandra era una joven con una sonrisa casi siempre presente en sus fotos publicadas en redes sociales. Era una joven soñadora, que escribía con frecuencia pensamientos románticos y versos, adulada por su simpatía y porte, aunque su vocación, confesada por ella misma, era cuidar bebés y amar su trabajo.

Era una moreliana radicada en Uruapan, de 19 años de edad, enfermera de profesión y amante de su trabajo en el Hospital Regional de esta ciudad.

De acuerdo con sus familiares, alrededor de las 18:30 horas del pasado miércoles, Érika Kassandra, de 19 años, salió de su casa para acudir a cuidar a unos niños en la colonia La Quinta.

Desesperados, iniciaron su búsqueda por todo el municipio de Uruapan. Además, iniciaron una campaña en redes sociales para tratar de localizarla.

La mañana de este sábado fue localizado el cuerpo de Érika con el rostro desfigurado, pues según los reportes fue desollada. Además presentaba lesiones de arma blanca a la altura del pecho.

El cadáver de la joven enfermera estaba abandonado a la orilla de la carretera Uruapan- Los Reyes, muy cerca de la comunidad de Las Cocinas. Hasta ahora no hay versión de ninguna autoridad sobre lo que pudo ocurrirle a la joven o si su caso ya es investigado.

Fuente: Excélsior

Comenta

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad