En México solo se denuncia 1 de cada 10 delitos de violencia sexual contra menores: Adivac

MÉXICO.- En México, 4.5 millones de niñas y niños padecen violencia sexual. Se calcula que sólo se denuncia uno de cada 10 delitos, esto de acuerdo información de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas AC (Adivac).

 

Los datos revelan únicamente que el 1.5 por ciento de los casos llega a juicio.

Alejandra ‘N’, madre de una víctima, señaló: “Mi hijo tuvo la valentía tuvo el coraje de acercarse con nosotros y ayudarlo a denunciarlo. Llevamos nueve meses y no hemos visto nada absolutamente nada de justicia”.

Mediante el foro «Violencia sexual infantil y adolescente: retos legislativos» senadoras, senadores, funcionarios públicos, organizaciones y especialistas coincidieron en la necesidad de revisar la legislación actual.

“Quiero decir que todo esto tiene dos propósitos: darle voz a las víctimas y reconocer que este crimen existe sino ha crecido en nuestro país y tiene que detenerse y en segundo lugar el reclamo de hacer justicia, tenemos que fortalecer la prevención tenemos que saber acompañar a las víctimas y tenemos que prepararnos todos en los sistemas de impartición de justicia y en cada rincón del país para que se detenga esta violencia sexual”, dijo Josefina Vázquez Mota, senadora.

De acuerdo al INEGI alrededor del 12 por ciento de las mujeres de entre 15 y 17 años ha sufrido alguna forma de violencia sexual en el ámbito escolar.

La conductora Paola Rojas fue moderadora «Violencia sexual infantil y adolescente: retos legislativos» que se realizó en el Senado de la República.

“No podemos nunca abandonar el tema, mientras haya un solo niño víctima de violencia, de abuso, de acoso, de hostigamiento a todos nos toca por que los niños son responsabilidad de toda una sociedad”, comentó.

En el hogar suceden seis de cada 10 crímenes de violencia sexual, y cuatro de cada 10 son menores de 15 años.

Durante el foro, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos pidió al Senado modificar las leyes con el fin de que la violencia sexual sea un delito imprescriptible y que sea penalizado conforme a estándares internacionales.

En entrevista con Paola Rojas, Mónica Magdalena Rodríguez y Alejandra Cerón compartieron los casos de sus hijos, víctimas de abuso sexual.

«A los niños hay que creerles. Al final del día los niños no están sexualizados, los adultos son los que los sexualizamos con esta parte de ‘y tu novio, y tu novia y qué te gusta’, cuando son niños y no entienden esa parte. Si un niño llega y te dice ‘me tocaron, me lastimaron, no quiero estar en este lugar’, lo ves triste, acércate y cree lo que le está pasado. Como su papá o su mamá tienes la responsabilidad de protegerlo», contó Mónica.

Detalló que la violencia contra su hija se dio dentro de la familia, situación desgraciadamente habitual.

«El 99% de los casos el abusador está en el círculo primario del bebé o del niño, y realmente fue terrible el enterarnos que fue el padre biológico quien abusa de mi niña a los 2 años 4 meses. Ha estado en proceso terapéutico, ya nosotros entregamos todas las evidencias al juzgado de Cuautitlán en materia familiar y el juez no nos cree, no le cree a mi hija, de hecho el MP adscrito que tenía que levantar e iniciar la carpeta de investigación bien fácil dice ‘pues es que no sé a quién levantársela al presunto señor que supuesto la abusó o a usted que está manipulando a la niña porque tienen un lenguaje elevado (…) y no han hecho nada'».

Por su parte, Alejandra señaló que su hijo tuvo la valentía de contarle lo que pasó con su entrenador de fútbol.

«Él tuvo el valor de comunicarnos qué era lo que estaba pasando en ese club. Es el club Tiburones y hay un representante, se llama Ángel Fuentes Olivares, alias ‘El Pato’, él dice ser representante de jugadores y a parte es fiscal de Boca Del Río. Llevamos 9 meses en esta lucha, aún no tenemos justicia. Ha tenido más privilegios él que la propia víctima que ha sido mi hijo».

Indicó que tras denunciar la violencia sexual en su contra, corrieron a su hijo del equipo y ahora no lo aceptan en ningún otro lugar para jugar.

«Él ha sido rechazado por los equipos de fútbol. Ahorita él no está jugando (…) no ha encontrado equipo (…) Lo único que pido es que me apoyen, yo seguiré luchando, tocando puertas hasta encontrar la justicia».

 

Con información de «Al aire con Paola» 

Noticias relacionadas

Accesibilidad