México el país más violento para las mujeres en región Latam

Ciudad de México. – Siete de cada 10 hombres en América Latina y el Caribe piensan que una mujer es violada “porque se lo merece”, por vestir una falda, por ejemplo. En ese contexto, de una región en la que se agrede en tal forma a las mujeres, está México, donde a diario 9 son asesinadas.

Mariana Benítez, exsubprocuradora de este país, así como la directora regional de Unicef, Marita Perceval, y la periodista colombiana María Jimena Duzán, hablaron sobre los niveles de violencia machista a las empresarias y emprendedoras que asistieron al último día del Women’s Forum 2019.

Cada año, 1 millón 100,000 niñas en América Latina y el Caribe son víctimas de violencia sexual, señaló la representante de Unicef. Estos datos y los que culpan a las mujeres que son violadas, no son solo cifras, son una muestra de lo que provoca el machismo, apuntó la funcionaria.

El patriarcado lo atraviesa todo, recriminó Mariana Benítez, quien fue subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la entonces Procuraduría General de la República (PGR). Los resultados de ese sistema son matrimonios forzados, violencia doméstica, agresiones sexuales y feminicidios, enumeró la también exdiputada federal por el PRI.

Hasta ese momento las asistentes al foro internacional habían oído a panelistas hablar sobre la importancia de que haya más mujeres líderes en las empresas, o participaciones incluso que pedían a sus compañeras no victimizarse.

Benítez apuntó que es necesario crear redes de mujeres líderes en las altas esferas, pero también en los niveles más bajos, donde están aquellas que padecen pobreza, menos justicia social y jurídica.

El empoderamiento económico es fundamental, aclaró. Por ejemplo: dos mujeres violentadas. Una de ellas tiene un trabajo renumerado y la otra depende de lo que su pareja quiera darle. Será mucho más fácil que la que tiene un sueldo pueda romper el círculo de violencia.

Tanto en México como en Colombia, de acuerdo con la periodista y activista María Jimena Duzán, hay muy buenas leyes para castigar la violencia machista. El problema, coincidieron, es la aplicación.

Las autoridades encargadas de administrar la justicia siguen culpando a las mujeres de la violencia, entonces no investigan los casos o no sentencian a los culpables. En la región, agregó Marita Perceval, solo 1% de las denuncias llegan a una condena firme, la mayoría se pierde en “el océano de la impunidad”.

Perceval, directora de la Unicef para América Latina y el Caribe, dijo que esta región es la única del mundo en el que han aumentado los embarazos de niñas entre 10 y 14 años.

Para combatir todo esto, consideró Mariana Benítez, es necesario un abordaje holístico, con perspectiva de género, que también hagan los hombres. “No es solamente nuestra responsabilidad” combatir la violencia de género.

Con información de El Economista

Noticias relacionadas

Así se realizó el Macrosimulacro 2019

jueves 19 de septiembre de 2019

Accesibilidad