Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

México, octavo lugar a nivel mundial en matrimonios infantiles

MÉXICO.- Antes de que les toque la luna, es decir, antes de la menstruación, muchas niñas indígenas de México son vendidas a hombres mucho mayores que ellas, a precios que alcanzan los 200 mil pesos.

Incluso, entre más pequeñas sean, aumenta su valor.

El matrimonio infantil en todo el país es una práctica ilegal desde junio del 2020, sin embargo, es más frecuente de lo que uno podría suponer, justificada por los usos y costumbres de algunas comunidades indígenas.

A decir de las organizaciones de la sociedad civil, lo importante es abrir la discusión a nivel nacional y tener la información certera de lo que está ocurriendo con las uniones forzadas de niñas.

«La búsqueda es precisamente que si estamos teniendo noticias sobre estos intercambios que violan todos sus derechos, la importancia es abrir la información, quizá también en contextos urbanos es que sucede, si, la estadística menciona que de manera menor, pero sigue siendo una situación que no tenemos los suficientes datos», señala Mariana Pría, coordinadora incidencia de Save the Children México.

El derecho a la libre determinación y la autonomía de los pueblos indígenas no está a discusión, sin embargo, el que una niña sea unida en matrimonio a un adulto, viola todas sus garantías individuales.

«Esto está desde hace mucho en la Constitución, bajo ninguna circunstancia las prácticas pueden transgredir los derechos humanos de ninguna persona, particularmente de niños y adolescentes».

Los matrimonios forzados de niñas constituyen una problemática social que requiere de toda la atención, sobre todo en estados como Guerrero, Nayarit, Hidalgo, Chiapas y Oaxaca, ya que estas uniones no arrojan cifras ni estadísticas, pues no pasan por el registro civil.

De acuerdo con un informe del Fondo de Población de Naciones Unidas, México ocupa el octavo lugar en el mundo en las cifras de niñas casadas antes de los 18 años.

Un informe sobre uniones tempranas elaborado por el Insad (Investigación en Salud y Demografía S.C.) revela que 1 de cada 20 niñas de 12 a 17 años ha estado casada o en concubinato.

Recientemente se dio a conocer el caso de Angélica, una niña de Guerrero que fue vendida por su padre en 120 mil pesos. Su suegro intentó violarla, mientras su esposo trabajaba en Estados Unidos.

«Entra en mi cuarto a donde yo duermo, me dice que va a matar a mi a mis hermanos o a quien sea si no me quedo callada,  por eso me va a violar, por eso me va a tocar porque yo voy a hacer todo lo que el diga porque me compró», relató Angélica.

Su caso se conoció a nivel nacional después de que su tía, Petra Martínez, denunciara el encarcelamiento de la menor por parte de la policía comunitaria de Dos Ríos, tras escapar de la casa de sus suegros.

A partir de la difusión de este caso, senadores de todos los partidos se sumaron a una iniciativa para evitar que mujeres menores de edad de comunidades indígenas sean vendidas en matrimonio.

Una discusión en la que, dicen, deben participar todos los sectores de la sociedad.

«Es necesario para que el Estado prenda todas las alertas y se aborden y se abran estos diálogos, pero desde los tres niveles de Gobierno, desde las comunidades, desde digamos todos los especialistas, se abra esta mesa y se genere un plan de acción urgente», concluyó Mariana Pría.

Con información de Noticieros Televisa / «Al aire con Paola» / Karina Cuevas

Noticias relacionadas

Teletón 2021

sábado 4 de diciembre de 2021

Accesibilidad