Cerrar (X)


Merobús

Microbuseros de la CDMX piden aumento en sus tarifas

Ciudad de México.- Para que las empresas de microbuseros sean financieramente viables, transportistas concesionados de corredores de transporte, Metrobús y rutas de la Ciudad de México insistieron en que necesitan un ajuste a la tarifa, sin embargo, no han señalado de cuánto sería.

“Nosotros planteamos que la tarifa es un componente más de la sustentabilidad de este negocio, que tiene que ver con muchas otras cosas: si la tecnología del vehículo es más cara, si la ruta es más larga, si la empresa tiene muchos socios; esas variables te modifican completamente el monto de la tarifa”, señaló en un comunicado Jesús Padilla, en su calidad de presidente de Corredor Insurgentes S.A. (Cisa), empresa operadora de la Línea 1 del Metrobús.

“Tiene que ser una ecuación donde se tome en cuenta la demanda, es decir, el número de usuarios, el tipo de vehículo, el costo financiero o crédito, el tipo de combustible, el número de socios, el monto de la tarifa y, sin duda, el componente del subsidio”, explicó.

Asimismo, indicó que, al menos, 23 por ciento de las empresas de transporte público concesionado, entre ellas algunas que operan bajo el modelo de Metrobús, perdieron alrededor de 20 por ciento por la demanda de usuarios en el último año, por lo que afrontan déficits en sus finanzas y dificultades para mantener estándares de operación y calidad del servicio.

La pérdida de usuarios se debe a que los capitalinos prefieren utilizar transporte de empresas gubernamentales como el Sistema M1, el Servicio de Transportes Eléctricos y el Metro, que tienen tarifas hasta cuatro pesos más bajas que los corredores de transporte concesionados.

“Ahora que se tenía que subir la tarifa global subió el concesionado, pero no M1. Eso les dio más demanda a esos sistemas masivos, pero afectó de manera significativa a todos los demás. En particular a nosotros, todo el grupo –excepto Metrobús–, perdió 20 por ciento de la demanda con el último ajuste tarifario. Para pronto: se desplomó el negocio”, señaló.

Los concesionados también se ven afectados por el constante aumento del precio de combustible.

“El costo del combustible ha sido otro factor, pues desde enero de 2017, cuando el Gobierno federal adelantó la liberalización de los energéticos, el diésel, principal insumo de los transportistas, se incrementó de 13.77 a 20.07 pesos en promedio por cada litro”, añadió.

Para que el Metrobús mantenga su operación el próximo año, requiere alrededor de mil millones de pesos en subsidios.

Hace unos días, la organización Fuerza Amplia de Transportistas solicitaron aumento de un peso en la tarifa de microbuses, autobuses, vagonetas y corredores de transporte y 5.30 pesos al pago por kilómetro recorrido para las empresas que operan líneas de Metrobús.

De acuerdo a la Ley de Movilidad, el Gobierno de la Ciudad de México debe establecer en el último trimestre de cada año si hay ajuste o no en la tarifa.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Se acerca la ‘resurrección’ de Ned Stark

lunes 22 de octubre de 2018

Accesibilidad