Foto: EFE

Militares encapuchados capturaron a ‘El Menchito’

Guadalajara, Jalisco.- Eran las 2:15 horas cuando varias camionetas llegaron a la colonia Loma Blanca, al norte del bosque de Los Colomos, en Zapopan. Entre cinco y seis sujetos descendieron de cada una y se apostaron sobre Santos Degollado, Altamira y Esparta para rodear el coto ubicado en el 250 de esta última rúa.

Por espaldas y por el frente del espacio habitacional había hombres de ropas oscuras, armas largas y encapuchados, «como en las películas», refirió un jardinero de la zona, de acuerdo con el sitio web El Infomador.

El alboroto alebrestó a los perros que resguardaban, junto con dos guardias, un predio en la esquina de Altamira y Santos Degollado. Los vigilantes de los cotos Los Duraznos y Los Naranjos se alertaron por la presencia de los hombres que llegaron en camionetas tipo Suburban, según refirieron.

Al ver la fuerte presencia militar un vigilante de Los Naranjos se resguardó en la bodega del ingreso: «Llegó un comando armado con cinco personas, se bajan con armas de alto poder tratando de ingresar al coto Villazul». Con un rifle de pintura dispararon contra las cámaras de vigilancia de los fraccionamientos y contra un par de espejos en un poste para cegarlos.

Los militares llegaron hasta su caseta de vigilancia y lo llamaron con amenazas; sin embargo, ahí no estaba: «Ni madr… que salía», dijo el vigilante.

Desde el vidrio polarizado vio que las personas sacaron una escalera para tratar de ingresar al fraccionamiento Villazul por la parte trasera. Sacaron entonces unas pinzas para cortar la malla electrificada: «¡N’ombre, se dieron un toquezazo!».

Después se fueron hacia los dos vigilantes del predio que por curiosos salieron a ver, contó su supervisor. Los militares los sometieron y los ingresaron de vuelta a su predio donde los tenían en resguardo los hombres armados: «Yo les dije, ‘eso les pasa por pen… ¿Pa’ qué salen a bobear?»

Como no lograron entrar por la parte trasera del fraccionamiento por la malla electrificada, contó de nuevo el vigilante, entonces se retiraron.

Fue por el frente, sobre la calle de Esparta, que llegó el mayor contingente, refirió otro guardia. De diez a quince personas llegaron a la caseta para exigirle que abriera el portón. Con la culata de uno de los rifles rompieron el cristal de la caseta y le gritaron de nuevo que abriera.

Rompieron también las cámaras del ingreso y al entrar a la caseta arrancaron el grabador de video. Le ordenaron cortar el suministro eléctrico y después hincaron al guardia con las manos en la nuca.

Fueron unos quince minutos que todos se retiraron. Habían entrado al número 18 del coto de donde se llevaron, según informaron las autoridades, a Rubén Oseguera, «El Menchito», hijo de Nemesio Oceguera, «El Mencho».

Los vecinos del coto llamaron para pedir que les informara: «Yo les dije la verdad, que se metieron, a fuerzas», contó el guardia.

Ya lo habían detenido

El 30 de enero de 2014 se realizó otro operativo en la colonia Patria Universidad, en Zapopan, par capturar a «El Menchito». En esa ocasión participaron 80 oficiales, helicópteros y alrededor de 10 vehículos del Ejército. El presunto criminal fue detenido con cuatro armas largas, nueve cortas, una granada de fragmentación, 61 cargadores y más de mil cartuchos. Pese a lo anterior, el 25 de diciembre de 2014 fue liberado por «falta de pruebas». Este 23 de junio se le vuelve a capturar tras una irrupción forzada a una propiedad en un coto de la colonia Santa Fe.

Desde la mañana un medio de comunicación divulgó que «El Menchito» ya había se encontraba en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la capital del país, pese a que ninguna fuente oficial lo confirmó. Fue hacia el mediodía que el secretario General de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, confirmó la captura de «El Menchito».

Fuente: El Informador

Comenta

Noticias relacionadas

Será Cumbre en Mérida esfuerzo por la paz mundial

martes 17 de septiembre de 2019

Accesibilidad