Foto: Twitter / @fuhknjo

Murió el esposo de una de las maestras asesinadas en Uvalde, Texas

MUNDO.- La profesora de 4to grado Irma Garcia fue asesinada el martes en su salón de clases de una escuela primaria de Texas, junto con otra maestra y 19 alumnos. Dos días después, un familiar informó que su afligido esposo también murió.

   El motivo de la masacre –el tiroteo escolar más mortífero en Estados Unidos desde el perpetrado en Newtown, Connecticut, hace casi una década– sigue bajo investigación, y las autoridades dicen que el agresor de 18 años de edad no tenía antecedentes penales ni de problemas de salud mental.

   El presunto atacante, Salvador Ramos, estuvo en el aula de la Escuela Primaria Robb de Uvalde más de una hora hasta que fue abatido en un tiroteo con las fuerzas del orden, informaron el jueves las autoridades.

   La masacre ha sacudido a un país ya de por sí abrumado por la violencia con armas de fuego, y la cifra de muertos ha seguido subiendo en Uvalde, una ciudad predominantemente latina de unos 16.000 habitantes ubicada a unos 120 kilómetros (75 millas) de la frontera con México.

   Joe Garcia, de 50 años, había dejado unas flores en la ofrenda a su esposa el jueves por la mañana, reportó el diario The New York Times. Al volver a casa «prácticamente se desplomó» y falleció de un infarto, le dijo su sobrino John Martinez al periódico.

Por medio de la plataforma GoFundMe, en el que la familia de la maestra estaba recaudando fondos para diversos gastos, también se dio a conocer la muerte de Joe. De acuerdo a Debra Austin, prima de Irma, el esposo falleció “de un corazón roto”.

“Estoy igualmente devastada al informar que el esposo de Irma, Joe, ha fallecido esta mañana (del 26 de mayo) como resultado de una emergencia médica […] Realmente creo que Joe murió de un corazón roto y perder el amor de su vida de más de 25 años fue demasiado para soportar”, se lee en la publicación de GoFundMe.

   La pareja, casada durante 24 años, tenía cuatro hijos. El mayor, Cristian, está enrolado en la Infantería de Marina, y su hermano Jose asiste a la Universidad Estatal de Texas. La mayor de sus hijas, Lyliana, es estudiante de segundo año de secundaria, mientras que su hermana pequeña cursa el 7mo grado.

   A la familia Garcia le encantaban las parrilladas, escribió Irma, de 48 años, en una carta publicada en línea y dirigida a sus alumnos de la primaria Robb. A la docente le gustaba escuchar música y hacer paseos por el campo hasta Concan, una comunidad ubicada a lo largo del río Frío, unos 40 kilómetros (25 millas) al norte de Uvalde.

   El año escolar, que terminaba el jueves, era el 23ro que Irma Garcia daba clases, todos ellos en la Escuela Primaria Robb. Previamente había sido nombrada profesora del año y en 2019 fue galardonada con el Premio Trinity a la Excelencia en la Educación que otorga la Universidad Trinity.

   «La señora Irma Garcia fue mi mentora cuando empecé a dar clases», escribió su colega Allison McCullough cuando Irma fue nombrada profesora del año. «La riqueza de conocimientos y la paciencia que me mostró me cambiaron la vida».

   Durante cinco años, Irma Garcia había impartido clases junto con Eva Mireles, quien también fue asesinada.

   «¡Bienvenidos al 4to grado! ¡Tenemos un año fantástico por delante!», escribió Mireles en una carta publicada en el sitio web de la escuela para sus nuevos alumnos el año pasado.

¿Se puede morir de amor?

En entrevista con Paola Rojas, el neurocientífico Eduardo Calixto explicó:

«Cuando viene la muerte de alguien que queremos, de manera intempestiva, se modifica la liberación de algunos neurotransmisores (…) Es el estrés tan fuerte que puede llevar a esto (…) una pérdida que ha sido tan dolorosa (…) que sí hemos entendido que se puede predisponer al miocardio».

Con información de AP, N+ y Noticieros Televisa / «Al aire con Paola»

Noticias relacionadas

Accesibilidad