Niegan arraigo domiciliario a Mario Marín

MÉXICO.- El exgobernador de Puebla, Mario Marín, arribó a las instalaciones del Poder Judicial de la Federación en Cancún, Quintana Roo para participar en la audiencia donde fue informado de los cargos que se le imputan, uno de ellos el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho.

El exmandatario poblano llegó custodiado por un convoy integrado por elementos de las fuerzas federales, estatales y municipales.

A esta primera audiencia, acudió Araceli Andrade, abogada de Lydia Cacho, quien señaló que aunque la periodista solicita que se le dicten 20 años en prisión al exgobernador de Puebla, la pena máxima serían 12 años.

“La pena máxima es de 12 años y más o menos a quienes ya tenemos sentenciados en este caso están cumpliendo una pena máxima de seis años, pero la máxima que marca la ley es de 12, lo que ahorita lo que buscamos es ver qué declara el gobernador, tiene derecho a reservarse”, dijo Araceli Andrade, abogada.

Al culminar la audiencia, que duró alrededor de tres horas, Araceli Andrade, abogada de Lydia Cacho, informó que la defensa del exgobernador poblano, solicitó el arraigo domiciliario argumentando el riesgo de contagio de COVID-19, ante el mal estado de salud de su cliente, beneficio que le fue negado por el juez.

Mario Marín se reservó su derecho a declarar y será el próximo miércoles cuando se defina su situación legal, ya que se le concedió la ampliación del tiempo constitucional para dictarle auto de formal prisión o de libertad.

Mario Marín fue detenido en un operativo federal, la tarde del miércoles en la colonia Cumbres de Figueroa, a cinco minutos de la costera Miguel Alemán, del puerto de Acapulco.

Tras su detención fue trasladado vía aérea a Cancún e ingresado al CERESO municipal la madrugada de este jueves.

Con información de Noticieros Televisa / Foto: Cuartoscuro

Noticias relacionadas

Nasa publica primera foto panorámica de Marte

jueves 25 de febrero de 2021

Accesibilidad