No levanta Dallas ni en casa

Estados Unidos.- Los Bills arruinaron la celebración del Día de Gracias (Thanksgiving) a los Cowboys en su propia casa.

Buffalo volvió a demostrar que es una de las mejores defensivas en la temporada, logrando detener a Dak Prescott y sacando una victoria a domicilio de 24-15.

El mariscal Josh Allen logró conseguir más de 120 yardas y además rompió el récord de lanzar dos pases de anotación en ocho juegos consecutivos con los Bills.

Pero quien se llevaría las palmas en la noche, sería la línea defensiva que consiguió capturar a Prescott un total de cinco ocasiones, además de interceptarlo una vez y forzar un balón suelto en otra jugada.

A pesar de que Dallas inicio ganando el juego, en una posesión de la ofensiva que se alargo cuatro minutos, hasta que Jason Witten recibió el pase de anotación de ocho yardas. El visitante logró el empate, mediante la conexión entre Josh Allen y Cole Beasley que sigue rindiendo frutos. Esto motivaría a la defensiva del equipo y en la siguiente posesión de Dallas, la presión férrea sobre el mariscal, propició que le robarán el balón en un par de ocasiones.

En el tercer periodo, Buffalo aprovechó su dominio en ambos costados de la línea para aumentar la ventaja 10 puntos, producto del gol de campo de Stephen Hauschka y el acarreo personal de Josh Allen de 15 yardas.

En los últimos 15 minutos, los Cowboys intentaron reaccionar pero la defensiva de Buffalo seguía bien parada y muy sólida, lo cual evitó que Dak o Elliot pudieran acercarse al marcador.

El resultado sigue dejando a los Bills (9-3) como el mejor equipo Comodín en la Conferencia Americana. Mientras que Dallas, con todo y la derrota sigue liderando la Conferencia Nacional del Norte (6-6).

Con información de Excélsior.

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad