Nuestro segundo cerebro: el estómago

MÉXICO.- El aparato digestivo alberga alrededor de 100 millones de neuronas; probablemente más que la médula espinal.

 

Además, el aparato digestivo genera múltiples reacciones de diferente índole por lo que se ha ganado el apodo de ‘segundo cerebro’ y es que el aparato digestivo se relaciona incluso con el comportamiento.

Marcia Brambila, testigo, dijo: “Realmente cuando tengo hambre me pongo de muy mal humor y pobre del que está cerca de mí porque me vuelvo muy poco tolerante”.

Y es que los alimentos contienen un aminoácido llamado triptófano que contribuye a la producción de neurotransmisores relacionados con las emociones, como es el caso de la serotonina.

Pero la relación es en ambos sentidos porque las emociones, también repercuten en el funcionamiento del aparato digestivo.

Marcia Brambila, testimonio, señaló: “Las preocupaciones me descomponen de la panza. Cuando estoy estresada luego, luego, me siento hinchada y me empieza a doler el estómago o la parte baja del abdomen”.

Además el aparato digestivo, secreta diversas hormonas relacionadas con el apetito y la saciedad y cuenta con una vasta red de bacterias que contribuyen a regular la figura de una persona, determinando si es esbelta o tiene sobrepeso.

«Pensamos, funcionamos, ejecutamos órdenes en base a lo que se produce en el intestino. El intestino es todo un ecosistema colonizado por bacterias, virus, hongos, que funcionan como un ecosistema», dijo la gastroenteróloga Ana Teresa Abreu, en entrevista con Paola Rojas.

«Ese ecosistema también puede determinar nuestra figura, qué tal delgados, qué tan esbeltos o qué tanto sobrepeso tenemos», indicó por su parte la doctora Diane Pérez.

La gastroenteróloga señaló que el estómago también tiene que ver con el humor.

«Tiene que ver con tus funciones, cómo estás, si estás deprimido, si estás ansioso, nuestra microbiota intestinal tiene que ver con el 95% de las enfermedades actualmente, no solo a nivel de sistema nervioso central sino todas: diabetes, síndrome metabólico, hipertensión, tiene que ver con lo que comemos con cómo está ese ecosistema y cómo funciona».

Al haber tanto que depende del estómago, la experta habló sobre cómo cuidarlo.

«Teniendo una dieta equilibrada, proporcionada en todos los alimentos necesarios para nuestras funciones como omnívoros, una adecuada proporción de carne, cereales, frutas, verduras y por supuesto siempre en coadyuvancia cuando hay alguna enfermedad o estando en salud, con sustancias que llamamos probióticos», agregó.

 

Con información de «Al aire con Paola» 

Noticias relacionadas

Anuncia UEFA que no habrá fútbol hasta junio

miércoles 1 de abril de 2020

Accesibilidad