Los obstáculos que enfrentan las personas que requieren de un perro guía

MÉXICO.- Desde abril, la Cámara de Diputados aprobó una Ley de Acceso a las personas que utilizan perros guía o animales de servicio, para que puedan ingresar con ellos a cualquier espacio público o privado, así como viajar en su compañía en transportes aéreos y terrestres sin cargos adicionales.

 

El dictamen aún está en el Senado, donde deberá ser aprobado también para que esta ley pueda ser una realidad.

Quienes son usuarios de un perro guía demandan que esta ley sea aprobada a la brevedad, pues son constantes los actos de discriminación.

«Mínimo una vez por semana o dos, unas dos veces por semana mínimo, me encuentro o con un prestador de servicio de Uber, Cabify o lo que sea, o sino con un espacio público, restaurante, café, lo que tu quieras, lugar público, a donde me dicen ‘señorita usted puede quedarse, pero su perro se tiene que quedar afuera'», asegura Lucero Márquez.

Lucero es usuaria de un perro guía desde el 2009 y desde ese entonces, sabe la gran diferencia que representa para ella, el contar con un perro guía.

«Un perro guía es un animalito que te presta sus ojos», comenta Lucero.

El representante de «Leaders dogs for the blind», una de las escuelas de perros guía más grandes del mundo, aclara que estos animales están entrenados para estar en cualquier espacio público, porque no son mascotas.

«Son compañeros, pero lo predominante es ser guía, ser responsable, cuidar espacios para guiar a la persona ciega, para que no choque con obstáculos o esté en peligro y por eso el perro es ideal para ser un perro guía, número uno porque aprenden bien, son muy leales», dijo Carlos Galusser, representante de la escuela.

Además, tienen una alimentación específica, son capacitados para controlar sus esfínteres y deben de mantener condiciones de higiene, que les permita entrar a cualquier sitio.

En México no se sabe con precisión cuántas personas invidentes podrían contar con un perro guía. Tan sólo la escuela que le otorgó a Lucero su perro guía, Kyler, tiene en México 83 canes en activo.

En entrevista con Paola Rojas, la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Alejandra Haas, dijo que las personas con alguna discapacidad están expuestas a todo tipo de barreras desde el momento que salen de su casa.

«Porque tienen discapacidad motriz y no hay infraestructura, porque son usuarias de perros guía y no hay el marco jurídico adecuado, porque son personas sordas y no tienen acceso a la información, están expuestas a condiciones estructurales de discriminación».

Señaló que la discriminación hacia las personas que discapacidad está en la ley, sin embargo, afirmó, se debe precisar algunas obligaciones concretas.

«Es bueno que la ley sea precisa y específica, pero también hay una cuestión de política de atención a los usuarios y a las usuarias en todos los centros comerciales, establecimientos mercantiles, servicios también de transporte, que tienen que tomar conciencia de que diseñar una política para todas y para todos implica la diversidad funcional, implica la posibilidad de que las personas tengan los apoyos que requieren».

Agregó que los perros guía no son mascotas ni de acompañamiento.

«Son perros de trabajo que apoyan a la persona para que pueda ser autónoma y lo que necesite la persona para su autonomía esa es la política que tenemos que tener para que pueda ingresar, desarrollarse, desempeñarse usando el servicio».

 

 

 

 

Con información y foto de Noticieros Televisa

 

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad