Papás de normalistas de Ayotzinapa piden crear frente social

México, DF.- Los padres y familiares de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa convocaron desde la plancha del Zócalo capitalino a organizaciones sociales, estudiantes, campesinos y a la sociedad en general a realizar un gran movimiento nacional para denunciar y demandar que se resuelvan las miles de desapariciones que se han registrado en el país.

De acuerdo con El Universal, en el mitin que realizaron en la Plaza de la Constitución, luego de marchar desde tres puntos distintos de la ciudad y por más de dos horas, exigieron que si el gobierno federal no puede encontrar a sus hijos “que se vaya el Presidente con todo su gabinete”.

“No vamos a permitir más asesinatos, más desaparecidos, porque no son nada más nuestros hijos, son miles en nuestro país, y esos miles se están uniendo a nuestra lucha. Por eso le quiero decir desde aquí que estamos pidiendo que si no pueden con esto, porque está bien visto y bien claro, que se vaya con todo su gabinete”, dijo una de las madres de los estudiantes desde el templete instalado frente a Palacio Nacional.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que fueron 30 mil los participantes en la movilización, aunque el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan calculó que fueron 500 mil, pues por momentos la vanguardia no logró acceder al primer cuadro del Centro Histórico, se mantuvo sobre avenida Juárez ante la multitud que abarrotó el Zócalo.

La manifestación, que transcurrió de manera pacífica hasta la retirada de los padres del Zócalo capitalino, desembocó en grescas frente a Palacio Nacional donde personas, algunas con el rostro cubierto, comenzaron a lanzar piedras, botellas y cohetones al edificio que era resguardado por personal del Estado Mayor Presidencial.

Ante las reiteradas agresiones, cerca de 500 granaderos del gobierno capitalino llegaron a contener a los manifestantes que aún estaban en la Plaza de la Constitución luego de más de una hora y media de que el mitin había concluido, tiempo en el que se calentaron los ánimos y donde intervinieron también elementos de la Policía Federal en un operativo combinado.

Al final de la jornada, autoridades locales informaron que fueron detenidas 16 personas por los hechos violentos de la mañana en las cercanías del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, mismas que fueron turnadas a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Otras 15 personas fueron arrestadas tras el enfrentamiento en el Zócalo, pero se les trasladó a la Procuraduría General de la República (PGR).

Culminan caravanas

La cuarta marcha de Acción Global por Ayotzinapa fue convocada desde hace una semana a través de redes sociales y sería la culminación de tres caravanas que se realizaron por todo el país para exigir la presentación con vida de los normalistas.

Los manifestantes partieron desde puntos distintos: el Ángel de la Independencia, Monumento a la Revolución y Tlatelolco, a partir de las 17:00 horas. Dos horas antes, las organizaciones convocantes comenzaron a llegar a los puntos de salida donde también acudieron los padres de los normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre pasado en Iguala, Guerrero.

La caravana que partió del Monumento a la Revolución congregó a sindicatos, principalmente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Desde ahí los trabajadores se unían al grito: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Los congregados en este lugar fueron el primer contingente en salir en marcha rumbo al Zócalo. Desde el sonido instalado en una camioneta del STUNAM, los manifestantes llamaron a desarrollar una caminata de forma pacífica y sin provocaciones.

Así transcurrió la marcha hasta llegar a la Plaza de la Constitución, donde los familiares reprocharon las investigaciones que se han llevado a cabo para encontrar a sus familiares y aseguraron que “lo único que pudo quemarse hasta convertirse en cenizas es la historia de la PGR, junto con la poca solidez de la reconstrucción de los hechos que difundió el fatigado procurador de la República [Jesús Murillo Karam]”.

El contingente más numeroso, reunido en el Ángel de la Independencia, inició su recorrido encabezado también por padres de los normalistas, alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y organizaciones civiles, así como ciudadanos de a pie que se fueron uniendo para mostrar su solidaridad con el contingente.

La convocatoria en señal de luto era que todos vistieran de color negro, lo que sí predominó en las tres columnas que avanzaron al Centro Histórico.

En esta ruta no hubo actos violentos e incluso personas con los rostros cubiertos que trataron de incorporarse al contingente fueron expulsadas por los padres de familia, quienes defendieron que la marcha era pacífica.

Los familiares y personas que marcharon del Ángel al Zócalo, metros antes de ingresar al primer cuadro de la ciudad guardaron un minuto de silencio y levantaron el puño para recordar a los estudiantes que aún se encuentran desaparecidos.

Durante las tres caminatas se hizo el conteo desde el número uno al 43, concluyendo con el grito repetido de “justicia, justicia, justicia”.

La marcha que partió de Tlatelolco fue integrada en su mayoría por estudiantes, y en ella se registraron algunas pintas. Un estudiante normalista pidió a quienes los acompañaron en esta acción, unirse al movimiento porque la responsabilidad es de todos al ser víctimas de delitos y guardar silencio, lo que ha originado este clima de inseguridad en el país.

Con información: El Universal

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad