Parkour, una forma de vida

MÉXICO.- Van de un punto a otro, sin tocar el suelo. Su única herramienta es la capacidad de su cuerpo.

 

Ellos practican el parkour, una disciplina física de origen francés, en la que tratan de superar los obstáculos que se encuentran a su paso de manera ágil, rápida y con la mejor técnica posible.

Quienes lo practican aseguran que no se puede concebir como un deporte, pues no hay una competencia de por medio.

«La competencia que tu tienes es contra ti mismo», asegura José Luis Hernández, conocido como «Dash».

Aún así, quienes lo practican llevan un entrenamiento arduo, con posiciones y movimientos planeados y medidos. Tienen que desarrollar la técnica precisa y adecuada, para no tener accidentes.

Una disciplina que también requiere de una preparación mental.

«Puedes estar físicamente preparado, ser una persona muy fuerte, pero si aquí arriba no puedes superar el obstáculo, entonces no te va servir de nada», indica «Dash».

Cualquiera lo puede practicar, tanto hombres como mujeres, niños y adultos. Siempre y cuando lo hagan con el entrenamiento adecuado.

El parkour o free running, nació en Francia a finales de los años 80 y principio de los 90, de la mano de David Belle, inspirado por su padre, Raymond Belle, exbombero y militar.

«Él en una de sus excursiones conoció algo que se llamaba método natural, el método natural era básicamente aprender a sobrevivir en un ambiente natural únicamente con las posibilidades del cuerpo. (…) Era desde aprender a nadar, aprender a cazar, aprender a superar obstáculos».

A lo largo de los años, lo llevaron al ámbito urbano, donde se desarrolla actualmente.

En México, han surgido diversos grupos en los últimos 15 años. Como el colectivo pionero en el país: Urban Runners.

Sus integrantes participan en exhibiciones y competencias nacionales e internacionales.

Además, dedican gran parte de su tiempo a enseñar a otros jóvenes que quieren tomar el parkour como su forma de vida.

Una mexicana campeona en Japón

Karla Castellanos González, medalla de oro en estilo libre de la Copa Mundial de Parkour 2018 en Hiroshima, Japón, habló de su pasión por esta disciplina.

«Cuando yo tenía 15 años, un grupo de amigos hacía parkour. (…) Empecé a entrenar yo sola y desde el momento en que decido que sí (practicarlo) dije ‘voy a dar 100% por eso’, porque esto para mí es mi pasión».

En entrevista con Paola Rojas, dijo que fue inesperado su triunfo en Japón.

«Realmente no esperaba ganar porque, realmente pensado que estoy con otros atletas de alto rendimiento, de muchísimos años dije ‘tengo que darlo todo o nada, este es el momento'».

Señaló que en noviembre viaja a China para defender el título.

«Es la última competencia que se hace en el año. Voy muchísimo más preparada, muchísimo más confiada en que sí puedo lograr obtener de nuevo el primer lugar», agregó.

 

 

 

Con información de Noticieros Televisa / Foto: Facebook/@urbanrunners

Noticias relacionadas

Accesibilidad