Patrulla Ejército frontera en Ciudad Juárez

Chihuahua. – Ningún elemento del Ejército que se encuentre desplegado en la frontera norte, específicamente en Ciudad Juárez, podrá detener a migrantes que intenten cruzar ilegalmente a Estados Unidos, y solamente los apercibirán del riesgo que conlleva atravesar el río Bravo.

Su presencia en la frontera obedece a un operativo disuasivo, luego de que decenas de mujeres y hombres con sus hijos han decidido en los últimos días atravesar el río Bravo, a pesar que el caudal ha crecido peligrosamente, ya que las autoridades estadunidenses abrieron compuertas de retención para uso agrícola, como lo establece el Plan Internacional de Aguas. La detención de migrantes solamente corresponde al Instituto Nacional de Migración (INM), por lo que ni los militares ni la policía estatal o municipal podrán asegurarlos.

Los militares podrán llamar a elementos del INM para que sean estos quienes explicarán a los ilegales el procedimiento a seguir para solicitar asilo o sin que arriesguen sus vidas. En Ciudad Juárez hay entre cinco y seis mil migrantes, entre centroamericanos y cubanos, devueltos de EU mientras resuelven solicitudes de asilo.

En tanto, 500 personas son repatriadas diariamente por Tamaulipas, siendo Nuevo Laredo frontera con Laredo, Texas, la ciudad por donde se da el mayor número de personas recibidas por el Instituto Nacional de Migración en el puente internacional Juárez Lincoln, y atendidas por el Instituto Tamaulipeco del Migrante.

Organizaciones que atienden a migrantes calculan en cinco mil el número de extranjeros en el estado.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad