Pemex podría sufrir ‘estrés comercial’ el próximo sexenio, estima Moody’s

Ciudad de México.- De acuerdo con la agencia calificadora de crédito Moody’s, sin importar qué candidato gane y asuma la Presidencia de México en diciembre, no podrá revertir los logros que ha tenido la reforma energética en estos cuatro años, pero los esfuerzos por frenar la reforma provocarán estrés comercial y de crédito Pemex.

Y aunque el ambiente regulatorio en el sector energético es favorable para las inversiones, la empresa productiva del Estado enfrenta mayores riesgos por los factores políticos que conllevan las elecciones, advierte en un documento Moody’s Investor Service.

“El ambiente regulatorio de la energía en México es favorable para las inversiones, y continuará evolucionando a medida que el gobierno, los reguladores y las compañías petroleras aprendan de una experiencia relativamente reciente de subastas, asociaciones, licitaciones de campos de exploración y producción e inversiones en toda la cadena de negocios”, señala el documento.

La perspectiva para la industria del petróleo y gas en América Latina indica que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ha expresado durante mucho tiempo su desacuerdo con la apertura a la inversión privada y extranjera en la industria petrolera.

“Cualquier cambio en la ley de energía requerirá 66 por ciento de aprobación en el Congreso, más la ratificación de más de 50 por ciento de los gobernadores de las entidades federativas; ambos obstáculos desalentadores”, argumentó la firma Moody’s.

Sin embargo, continuó, el nuevo presidente puede detener por completo las subastas de petróleo, al menos durante el periodo de su administración, lo que supondrá retrasar el desarrollo y el crecimiento de la industria petrolera y los farmouts y asociaciones de Pemex con terceros, afectando la curva de producción de petróleo y gas de la empresa productiva del Estado y sus resultados financieros.

“En este escenario, el costo de financiamiento de Pemex probablemente aumentará y su acceso al mercado de capitales se reducirá.

“Sin embargo, nuestro caso base asume que los beneficios de la reforma energética hasta el momento justificarán la continuación de las subastas de petróleo y las farmouts de Pemex”, estimó la agencia.

Moody’s Investor Service señaló que desde la apertura de la inversión en la industria petrolera en 2014 a privados y extranjeros, México ha recaudado alrededor de 2.3 mil millones de dólares en inversiones comprometidas en nueve subastas realizadas hasta el momento, y los tres farmouts de Pemex deberán atraer más de 12 mil millones dólares en inversiones durante la vida de los proyectos.

Con información de: Milenio

Noticias relacionadas

Laurel… ¿como pesticida?

domingo 17 de junio de 2018

Celebran corriendo a papás

domingo 17 de junio de 2018

Accesibilidad