Perseverance, la misión que busca signos de vida en Marte

MUNDO.- La NASA logró magistralmente el jueves posar en Marte su vehículo de exploración Perseverance, el quinto en lograr la hazaña sin problemas y el primero que tiene como objetivo responder a la pregunta de si hubo vida en el planeta rojo.   

«Se confirma que tocó tierra», dijo el jefe de misión Swati Mohan a las 20H55 GMT, tras lo cual estallaron los aplausos de festejo en el cuartel de operaciones del Laboratorio de Propulsión a Chorro, en Pasadena, California.   

La NASA publicó en la cuenta de Twitter de Perseverance dos fotos en blanco y negro tomadas desde el dispositivo, que muestran la superficie granulosa del cráter de Jezero, en el hemisferio norte de Marte y con una compleja topografía.   

El aterrizaje del rover, el más grande y sofisticado enviado hasta ahora al planeta rojo, fue una hazaña. Los científicos habían previamente bautizado este procedimiento como «los siete minutos de terror», por lo delicado y arriesgado de la operación.   El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró la «histórica» gesta.   

«Felicitaciones a la NASA y a todos quienes han trabajado muy duro para que la histórica llegada de Perseverance fuera posible», escribió en Twitter.   

Después de entrar en la atmósfera de Marte a una velocidad de 20.000 km/h, la temperatura subió hasta los 1.300 Cº. El vehículo está protegido por un escudo térmico, que activó la apertura de un enorme paracaídas supersónico.   Entonces sus ocho motores lo ayudaron a frenar para poder desplegar sus seis ruedas y tocar la superficie.   

La maniobra fue tan perfecta que Thomas Zurbuchen, administrador asociado para la Ciencia en la agencia espacial estadounidense, lo destacó en la rueda de prensa posterior con un gesto teatral.   

«Cada vez que aterrizamos, tenemos dos planes, uno que queremos llevar a cabo y un segundo que está aquí», dijo enseñando varios folios en sus manos. «Miren lo que hago con el plan no previsto», continuó mientras rasgaba esos papeles, provocando aplausos de los presentes.   

La NASA prometió publicar el lunes un vídeo del vertiginoso descenso de Perseverance.

El vehículo intentará recolectar unas 30 rocas y muestras del suelo que serán enviadas de vuelta a la Tierra en la década de 2030 para su análisis.   Los investigadores creen que el cráter Jezero albergaba un lago de unos 50 km de ancho hace más de 3.500 millones de años.   

«La pregunta de si hay vida más allá de la Tierra es una de las más fundamentales y esenciales que nos podemos plantear», dijo la geóloga de la NASA Katie Stack Morgan.   

Las primeras muestras deberían comenzar a acopiarse este verano boreal. Se recolectarán de diferentes medios, entre los cuales la orilla del antiguo lago y el delta formado por un río que desemboca en él.   

El rover aterrizó «unos dos kilómetros al sureste del delta», dijo Ken Farley, científico del proyecto. «Es un sitio genial».   

«Estamos en un bonito lugar plano, el vehículo sólo está inclinado 1,2 grados», explicó el ingeniero jefe de aterrizaje, Allen Chen.   Los científicos buscarán lo que llaman biofirmas, como rastros de vida microbiana fosilizada.   

«O encontramos vida, y sería un hallazgo excepcional, o no lo hacemos, (…) y eso sugeriría que no todos los ambientes habitables están habitados», advirtió Farley. Y que tendremos que buscar en otra parte.

Los primeros meses de la misión no se dedicarán a buscar vida, sino a experimentos paralelos.  La NASA quiere, en particular, demostrar que es posible hacer volar un vehículo motorizado en otro planeta. El helicóptero, bautizado Ingenuity, intentará elevarse en aire con una densidad equivalente al 1% de la de la atmósfera terrestre.   Dos micrófonos tienen la función de grabar el sonido del planeta rojo.   

La NASA también experimentará la producción de oxígeno en Marte. Un instrumento llamado MOXIE, del tamaño de una batería de automóvil, debería poder producir hasta 10 g de oxígeno en una hora, succionando dióxido de carbono de la atmósfera, con un proceso similar al de una planta.   Este oxígeno podría ser utilizado para respirar por los humanos que vayan a Marte en el futuro, pero también como combustible.   

Perseverance es el quinto vehículo en posarse en suelo marciano. Desde el primero, en 1997, todos han sido estadounidenses, y uno de ellos, Curiosity, sigue con su misión en el planeta, ocho años después de su llegada.   Perseverance, previsto para dos años, también podría durar mucho más.   

El administrador interino de la NASA, Steve Jurczyk, dijo que «estos rovers tienden a ser realmente confiables».   

Es posible que China pronto se una a ellos: recientemente colocó su sonda «Tianwen-1» en la órbita marciana, que contiene un rover de control remoto que intentará aterrizar alrededor de mayo.   

Estados Unidos está preparando una posible misión tripulada a Marte, aunque los planes son incipientes. 

«Quizás a mediados o finales de la década de 2030 podamos empezar a superar al sistema Tierra-Luna y enviar astronautas a Marte», estimó Jurczyk.

Con información de AFP / Foto: Twitter / @NASAPersevere

Noticias relacionadas

Accesibilidad