Cerrar (X)


PGR: Beltrán Leyva cae tras 11 meses de investigación; se hacía pasar por empresario

México, DF.- Derivado de labores de inteligencia realizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), la Unidad de Inteligencia Naval de la Secretaría de Marina Armada de México, de la Policía Federal, después de 11 meses de investigación, se logró por parte del Ejercito Mexicano, mediante la operación denominada “HOTEL”, la captura de Héctor Beltrán Leyva, líder de la organización Criminal que lleva sus apellidos.

La organización bajo su mando, tenía como principal actividad el trasiego de cocaína desde Centro y Sudamérica, hasta los Estados Unidos de América y Europa; aunque se tienen datos que, una posible alianza con otros grupos lo habría llevado a diversificar sus actividades, expandiéndose a la producción y comercio de drogas sintéticas.  La coordinación entre las diversas dependencias del Gobierno Federal, encabezadas por la unidad de inteligencia contra el narcotráfico de la Sedena, logró recabar los datos que condujeron a la unidad de operaciones especiales del Ejército Mexicano a su captura.

Después de la muerte de su hermano Arturo, en diciembre de 2009, Héctor Beltrán Leyva asumió el liderazgo de la organización criminal, adoptando un perfil moderado y transformando su estilo de vida para pasar desapercibido.   No obstante, este importante líder criminal continuó sus actividades a través de una red de operadores que hicieron alianzas con otros grupos para continuar con labores de trasiego de estupefacientes a lo largo del país.

Reportes de inteligencia militar lograron ubicar su domicilio en el Estado de Querétaro, donde mantenía las operaciones alejadas de su domicilio, para no alterar así su modo de vida, discreto y de bajo perfil, evitando llamar la atención de vecinos y amistades, o de las autoridades locales; en ese sentido, dejó a un lado los vehículos de gran lujo, optando por una identidad, que le permitía pasar por un empresario acomodado, dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte, justificando así su nivel de vida.

Después de meses de análisis y de determinar las actividades de su círculo más cercano, se le logró ubicar en un restaurant de San Miguel de Allende, Guanajuato. Héctor Beltrán Leyva, fue detenido en compañía de otra persona de nombre Germán Goyenechea Ortega, quien fungía como un operador financiero de su grupo. Ambos portaban armas cortas de uso exclusivo de las fuerzas armadas al momento de su detención.

Los elementos de operaciones especiales de la Secretaría de la Defensa Nacional, lograron su detención de manera rápida y eficaz, sin realizar un solo disparo en el interior de un restaurant de mariscos. Héctor Beltrán Leyva, está relacionado con al menos 29 averiguaciones previas, tanto del Fuero Común como del Orden Federal, contando con 3 órdenes de aprehensión en esta Procuraduría General de la República y el orden federal.  En los Estados Unidos de América, se ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su arresto, para ser juzgado por diversos delitos; la Procuraduría General de la República, por su parte, ofrecía una recompensa de hasta 30 millones de pesos, por datos que llevaran a su captura.

Héctor Beltrán Leyva era considerado, hoy, uno de los principales líderes del narcotráfico en México. Con su captura, la organización pierde influencia en una decena de estados de la república, donde, además de sus actividades delictivas, operaba ya un amplia red de corrupción y lavado de dinero.  En este momento, a Héctor Beltrán Leyva se le practican los exámenes correspondientes y en las próximas horas será presentado ante el Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada, quien resolverá su situación jurídica.

Asimismo, desde la cuenta de Twitter de la Agencia de Investigación Criminal: @PGR_AIC, haremos de su conocimiento el resultado de los exámenes de identificación pericial. La Agencia de Investigación Criminal practicó además, exámenes clínicos para constatar su estado de salud, en estricto apego a los protocolos de detención, constatando en todo momento le fueron respetados sus derechos humanos. Así mismo esto es un logro más del Gabinete de Seguridad pero particularmente la participación coordinada del Ejercito Mexicano. Con estas acciones, las instituciones de seguridad del Gobierno Federal ratifican su compromiso con el estado de Derecho y continuarán trabajando, de manera coordinada, para lograr un México en Paz.

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad