Cerrar (X)

Pintando Esperanza, arte en pro de la educación

La fundación Pintando Esperanza trabaja para construir escuelas en comunidades rurales. Con el apoyo de empresarios y artistas, Susana Rubín ha desarrollado una serie de programas con el fin de ayudar a que pequeñas localidades tengan espacios para el aprendizaje.

 

Fundada en 2013, la agrupación trabaja con voluntarios y miembros de las localidades. Susana Rubín es la encargada de diseñar productos como ropa y accesorios para vestir o el hogar. Las manos diestras de los miembros de las comunidades son las que le dan color y los últimos detalles a cada uno de los productos únicos, como por ejemplo los bordados.

El proyecto inició en la comunidad de Arroyo González, en Oaxaca. Ahí se logró la mejora de la escuela Josefa Ortiz de Domínguez, que sólo contaba con dos aulas. Ahora ya trabajan en la construcción de una secundaria en la localidad.

Bordados coloridos de México. HTTP://PINTANDOESPERANZA.ORG.MX/

Los trabajos de la fundación incluyen rallys, conferencias, terapias y talleres. Se busca que la comunidad sea autosustentable. Además, se consiguen donativos entre la comunidad empresarial que incluyen medicinas y alimentos. Pero no solo eso, también asesorías y servicios.

Los productos elaborados por la comunidad llegan a sitios turísticos como Cancún y Huatulco, ya que hay acuerdos con varias cadenas de hoteles. En un inicio, eran sólo 20 personas trabajando en el proyecto, ahora ya son más de 300, originarias de la costa oaxaqueña.

Ya puedes encontrar estos productos en otros sitios turísticos de México.

Si quieres formar parte de este esfuerzo, consulta Pintando Esperanza.

www.pintandoesperanza.org.mx

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad