Plaza Artz: Esperanza ‘N’ recibió instrucciones por celular

MÉXICO.- A través de un teléfono celular, Esperanza “N” recibió instrucciones precisas sobre la forma en que debía ejecutar a los dos israelíes en Plaza Artz, para lo cual utilizó un dispositivo manos libres.

 

De acuerdo con la indagatoria, la mujer declaró que cobró 25 mil pesos por el asesinato de Benjamin Yeshurun Sutchi y Alon Azulay, a quienes logró sorprender con la ayuda de un tercer implicado, pese a que el primero contaba con adiestramiento del Mossad.

Desde un teléfono móvil, una de las personas que orquestaron el crimen le detalló paso a paso cómo llegar al restaurante, el lugar en que debía colocarse y el momento en el que debía actuar junto con el cómplice que la acompañaba.

Según se observa en uno de los videos de vigilancia, en menos de 30 segundos ella y otro sujeto se levantaron de la mesa y dispararon contra las víctimas en el restaurante en el que estaban.

La investigación detalla que la mujer tenía un teléfono celular de bajo costo con dispositivo manos libres, mediante el cual fue asesorada sobre la forma en que tenía que actuar.

Según se desprende de la indagatoria de la Procuraduría General de Justicia capitalina, la persona que presuntamente la asesoró, quien no ha sido detenida, le habría comentado: “Desde aquí te quedas sola”.

La mujer de 33 años años, con domicilio en la colonia Selene, alcaldía Tláhuac, fue la única detenida minutos después del asesinato de dos israelíes cuando intentaba escapar sin ninguno de los demás implicados.

Por otra parte, autoridades revelaron que hallaron evidencia “trascendente” en el automóvil Kia utilizado por dos de los sujetos que participaron en el crimen, el cual fue abandonado en un terreno al aire libre de la alcaldía Magdalena Contreras. Entre las pruebas encontraron huellas y un cargador de fusil AR-15, entre otros elementos.

El fin de semana un juez de control vinculó a proceso a Esperanza «N» por el delito de homicidio calificado. ​La mujer deberá permanecer interna en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa.

En tanto, la Procuraduría capitalina informó que el asesinato de los israelíes Alon Azulay y Jony Ben Sutchi en la Plaza Artz está relacionada con la mafia de ese país y la delincuencia organizada internacional.

Ulises Lara, vocero de la PGJ, confirmó que el doble homicidio fue una acción directa y no un crimen pasional como se pensó. Asimismo, Gabriel Regino, ex subsecretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, recordó que en 2005 detuvo a Yeshurun Sutchi, a quien calificó de un criminal de alto nivel con instrucción del Mossad, agencia de inteligencia, espionaje y contraterrorismo de Israel.

 

Con información de Milenio / Foto: Noticieros Televisa 

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad