Foto: Especial

Políticos se congratulan de USMCA; productores y empresarios, aún con reservas

Ciudad de México.- El Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) dará certidumbre al comercio exterior y reactivará las inversiones en nuestro país.

Así lo consideraron empresarios, expertos, negociadores, políticos y el presidente Enrique Peña Nieto, al señalar que el nuevo acuerdo comercial pone al día la relación de los tres socios de Norteamérica.

En un video, Peña Nieto destacó que el USMCA “dará continuidad, estabilidad y certeza a los intercambios entre los tres países”.

Más tarde, durante una llamada con sus homólogos de EU, Donald Trump, y Canadá, Justin Trudeau, reconoció que el acuerdo permitirá “consolidar a la región como una de las más competitivas del mundo”.

“La modernización logra lo que nos propusimos al inicio: un acuerdo ganar-ganar-ganar”, destacó en Twitter.

Trump calificó de “maravilloso” e “histórico” el pacto y Trudeau resaltó que mejorará la competitividad de la región.

Para Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, traerá mejoras en comercio electrónico, comunicaciones, petroquímica y mejores prácticas regulatorias.

“Son cosas que realmente nos ayudan a definir con mayor certidumbre nuestra integración a la región”, dijo en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.

Aclaró que el nuevo acuerdo se firmará a finales de noviembre. “Primero es la firma de los ejecutivos, ya con la firma se manda a los legislativos de los tres países”.

José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dijo que el acuerdo “aumentará la confianza de las empresas y los inversores. Hará que la región sea más productiva y más competitiva a nivel internacional”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, consideró que con el USMCA se garantiza la soberanía sobre el petróleo y la industria eléctrica, además de mejorar los salarios de los trabajadores de la industria automotriz y generar condiciones para la inversión.

“Debo de reconocer que el presidente de EU tuvo una actitud abierta, tolerante” por lo que consideró que el USMCA “es benéfico para los tres pueblos, las tres naciones”.

Marcelo Ebrard, próximo canciller de México, dijo que el nuevo pacto representa retos de adaptación para las pequeñas y medianas empresas, pero aseguró que el gobierno electo les brindará apoyo.

Ayer por la tarde, Donald Trump dudó que el Congreso de EU apruebe el acuerdo, pues considera que ese cuerpo podría rechazar el nuevo acuerdo por cuestiones políticas.

Recalcó que los aranceles al acero y aluminio de México y Canadá siguen en vigor a la espera de encontrar una alternativa, entre la que mencionó la posibilidad de imponer “cuotas”.

“En acuerdo ganamos todos”

El Presidente de México reconoce el trabajo de los negociadores; reitera el compromiso del gobierno federal.

En conversación telefónica por separado, el Jefe del Ejecutivo de México, Enrique Peña Nieto celebró con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, el pacto comercial alcanzado este domingo, entre los tres países.

De acuerdo con la Presidencia de la República, el mandatario subrayó que la nueva versión del acuerdo, resultado de la voluntad política de los gobiernos, cumple con las expectativas fijadas por México, Estados Unidos y Canadá, de que hoy bajo las siglas USMCA, habrá un ganar-ganar-ganar para sus integrantes.

También reconoció que se haya mantenido el carácter trilateral del acuerdo, “lo cual permitirá profundizar la integración productiva de América del Norte y consolidar a la región como una de las más competitivas en el mundo”, apuntó.

Durante la charla con Donald Trump y Justin Trudeau, Peña agradeció el trabajo y profesionalismo de los equipos negociadores.

De manera particular, el Presidente reconoció el papel constructivo de Jesús Seade Kuri, representante del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en las negociaciones.

Además, Peña Nieto reiteró el compromiso del Gobierno de la República de seguir colaborando de manera trilateral.

Por su parte, el presidente Donald Trump, calificó de “maravilloso” e “histórico” el pacto y agradeció al presidente Peña.

“Quiero agradecer al presidente Peña Nieto de México, con quien tuvimos desacuerdos pero realmente me cae muy bien”, expresó.

Mientras que Justin Trudeau resaltó que mejorará la competitividad de la región, y que la negociación “no fue una hazaña fácil”.

COMIENZA UNA NUEVA ETAPA: EPN

El presidente Enrique Peña Nieto destacó que el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá pone al día la relación de los tres socios de América del Norte.

Además de que “dará continuidad, estabilidad y certeza a los intercambios entre los tres países, y representa el inicio de una nueva etapa de las relaciones productivas y comerciales en nuestra región”.

En un video, Peña aseguró que “las condiciones están dadas para que la economía mexicana siga creciendo”.

OFRECE GOBIERNO ELECTO APOYO A PYMES: EBRARD

Las disposiciones del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), por sus siglas en inglés, representan retos de adaptación para las empresas mexicanas, sobre todo para las pequeñas y medianas, por ello el próximo gobierno federal impulsará una política industrial para fortalecer el mercado interno, dijo Marcelo Ebrard, designado para ser el próximo canciller.

Dijo que el pacto comercial permite mantener la competitividad de la industria manufacturera mexicana, pues mantiene su acceso al mercado más grande del mundo.

Sin embargo, mencionó que algunas nuevas disposiciones como los cambios en reglas de origen, pueden representar retos de adaptación para las empresas, en particular las pequeñas y medianas.

“El gobierno electo buscará impulsar una nueva política industrial activa para fortalecer el mercado interno de la mano del sector privado”, afirmó.

Dijo que la renegociación abrió la posibilidad de actualizar el acuerdo con elementos que no estaban presentes o que cambiaron sustancialmente en los últimos 24 años, de ahí que México necesita transitar a un modelo de competitividad basado en capital humano e implementación de tecnología de punta.

En materia laboral, precisó que el acuerdo recoge la agenda propuesta en campaña, que implica garantía a los derechos de los trabajadores.

“ACTORES DE EU PRESIONARON PARA LLEGAR A UN BUEN PACTO”

El país vecino ignoraba la importancia de la integración, dice Guajardo.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, afirma que lo que ayudó a que progresara el acuerdo fue “la movilización de los actores dentro de Estados Unidos, quienes le dijeron a su propio gobierno: se están equivocando”.

Añadió que “México no es parte del problema”, sino de la solución, lo que cambió los últimos meses para entender la importancia de la integración.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, el funcionario detalló que se lograron actualizaciones importantes y se negoció un muy buen acuerdo.

Aseguró que hay mejoras en comercio electrónico, en comunicaciones, en petroquímica y mejores prácticas regulatorias.

“Son cosas que realmente nos ayudan a definir con mayor certidumbre nuestra integración a la región; tenemos elementos muy favorables para sectores que consideran este acuerdo mejor que el anterior; como el sector petroquímico, condiciones de certidumbre para todos los sectores de la manufactura, el sector espacial, dispositivos médicos, enseres domésticos”, entre otros.

El nuevo acuerdo se va a firmar a fines de noviembre.

“Lo primero que viene es la firma de los ejecutivos; ya con la firma se manda a los legislativos de los tres países.

“Los ejecutivos no pueden firmar nada a menos que el acuerdo haya estado expuesto a consulta pública sesenta días antes de la firma. Como esos 60 días empiezan hoy, entre el 29 y el 30 de noviembre se puede firmar el acuerdo”.

Sobre si habrá o no mayor dependencia de insumos asiáticos, y sobre la hoja de ruta, Guajardo aseguró que “una de las características de este acuerdo es que aumentan las reglas de integración de bienes producidos en la región; lo que hace eso es reducir y desincentivar el uso de insumos de otras regiones, para tratar de beneficiar a los productores de la región.

“Ahora, tenemos un tratado que estamos obligados a revisarlo cada seis años, lo que permitirá mayor solidez”.

“APOYAMOS SU RENEGOCIACIÓN”

López Obrador dice que, aunque no ha tomado protesta, el equipo de transición  contribuyó al pacto.

“Para decirlo de manera clara:  nosotros apoyamos esta renegociación”, afirmó Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, al manifestar su respaldo al nuevo pacto comercial entre Estados Unidos, Canadá y México.

Previo a un mitin en el centro de León, Guanajuato, el futuro presidente de México sostuvo que el acuerdo “da confianza y certidumbre” a las inversiones, garantiza de manera paulatina el incremento de los salarios de los trabajadores mexicanos de la industria automotriz en América del Norte y deja a salvo la soberanía energética de México.

Subrayó que aun cuando no ha tomado posesión de la presidencia de la República, el equipo de transición contribuyó a alcanzar el acuerdo respaldado por los tres países, el cual deberá ser ratificado por sus respectivos congresos.

“Al aprobarse este acuerdo general se da garantía a inversionistas, se evitan riesgos, desconfianzas y se promueven los equilibrios macroeconómicos que permitan mayor inversión y más empleos en nuestro país”, expresó.

“Debo reconocer que el presidente de EU tuvo una actitud abierta, tolerante”, por lo que consideró que USMCA “es benéfico para los tres pueblos, las tres naciones”, añadió.

SIGUEN LOS ARANCELES A ALUMINIO

El presidente estadunidense, Donald Trump, recalcó que los aranceles al acero y aluminio de México y Canadá siguen en vigor a la espera de encontrar una alternativa, entre la que mencionó la posibilidad de imponer “cuotas”.

“No vamos a eliminar los aranceles al acero y aluminio a México y Canadá”, afirmó Trump en un discurso tras alcanzar un acuerdo para reformar el antiguo acuerdo.

El mandatario justificó la permanencia de esos aranceles al considerar que es fundamental “proteger” la industria estadunidense.

“Los aranceles continuarán hasta que lleguemos a un momento en el que podamos hacer algo distinto, quizás cuotas”. apuntó Trump.

PROTESTAN PRODUCTORES; PIDEN UN ACUERDO JUSTO

Canadá aceptó abrir su mercado lácteo y sumarse al capítulo sobre propiedad intelectual y, a cambio, Estados Unidos accedió a dejar el Capítulo 19 de solución de controversias comerciales, lo que resultó en un acuerdo de “dar y recibir”, consideró Armando Ortega, presidente de la Cámara Comercio de Canadá en México (Cancham).

El empresario dijo a Excélsior que con lo logrado se generan condiciones de certidumbre para las inversiones en largo plazo.

Mientras que productores lácteos canadienses denunciaron el nuevo pacto y criticaron las concesiones de apertura de mercado otorgados por su gobierno el domingo en la noche.

MOISÉS KALACH: AL FINAL TRIUNFÓ EL PRAGMATISMO

El empresario afirma que a pesar de la polémica, el sector privado quedó contento.

Moisés Kalach, coordinador del consejo consultivo de negociaciones estratégicas del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), celebró que a pesar de la retórica y la polémica en la que se vio envuelta la renegociación del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), por sus siglas en inglés, al final triunfó el pragmatismo.

Entrevistado por Pascal Beltrán del Río, en Imagen Radio, Moisés Kalach añadió que el equipo negociador mexicano inició con el objetivo de que el acuerdo fuera trilateral.

“Siempre apoyamos el concepto de que Canadá se sumara”, y recalcó que esto fortalece la competitividad en la región y evita la disrupción de las cadenas de abasto.

Insistió en que con el USMCA el bloque comercial de América del Norte seguirá siendo el más exitoso del planeta, y “nuestro país, al ser parte de este club, tendrá beneficios”.

Destacó el trabajo de los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, quienes “hicieron buen tino de sus oficios políticos, fijando posiciones en un clima político complicado”.

“Aunque en la parte táctica de la negociación hubo mucha retórica y mucha agresión; triunfa la razón y el pragmatismo, lo que deja contento al sector privado mexicano”, el cual, enfatizó, también ayudó a cerrar filas con la iniciativa privada canadiense y con el Congreso de Estados Unidos.

 

Con información de: Excélsior

 

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad