Presupuesto del IMSS se debe gastar de manera eficiente: Zoé Robledo

MÉXICO.- Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), advirtió este jueves que el instituto puede presentar una situación grave porque no gastar en él no necesariamente es ahorro, sino que puede ser un fracaso.

 

Presente en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Zoé Robledo manifestó que el presupuesto del IMSS se debe gastar de manera eficiente, honrada y sin ningún viso de que pueda haber corrupción.

El nuevo titular del IMSS, nombrado por López Obrador tras la renuncia de Germán Martínez, manifestó que antes el Estado mexicano era quien protegía a los ciudadanos y ahora el gran reto es recuperar el sentido original de las instituciones del país y para esto hay una ruta en el Plan Nacional de Desarrollo.

Aseguró que en el plan se manifiesta que brindar salud a toda la población no es un asunto de políticas públicas sino de reconstrucción del pacto social.

Puntualizó que se busca que para 2024, todos los habitantes de México puedan recibir atención médica y hospitalaria gratuita, incluidos medicamentos, materiales de curación y exámenes clínicos.

«De este tamaño es nuestro reto y de este tamaño es el compromiso que estamos asumiendo el día de hoy”, dijo Robledo.

Agregó que ayer se reunió con el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, para revisar las finanzas del instituto.

«En el informe del primer trimestre queda muy claro que la eficiencia del gasto del IMSS, es decir lo que ha gastado en todos los rubros el instituto es del 94% y esto incluye medicamentos y materiales de curación. Para justamente el primer trimestre, de los cerca de 64 mil millones de pesos para este rubro que están presupuestados, se han gastado 6 mil 979 millones de pesos, el 93% de lo presupuestado”.

Robledo insistió en que ha habido gasto en la compra de medicamentos, pero el reto mayor no es solamente gastarlo sino gastarlo bien, de manera más eficiente, acabando con la corrupción.

Insistió en que el reto es que cada peso, cada centavo, ya sea de los que aporta el gobierno federal, así como las cuotas obrero-patronales sean cuidados y gastados sin ningún viso de corrupción.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que el IMSS es una institución fundamental, muy importante, a la que se debe rescatar, como a otras instituciones plagadas de corrupción.

Reiteró que a los que quieren mantener el régimen de corrupción, pues no les gusta que se actúe con honestidad, les molesta la austeridad republicana y alegan, no solo en este caso, sino en otros, que se va a afectar el servicio, que no va haber medicamentos, cuando no es así.

Sentenció que si se acaba con la corrupción y si hay austeridad va a haber un mejor servicio de salud y no van a faltar los medicamentos, porque “la corrupción es lo que más daña, nada ha dañado más a México que la corrupción, es un cáncer hablando en términos médicos”.

El presidente refirió que como es lógico hay resistencias, pero advirtió que no se va a detener. Explicó que el año pasado el Seguro Social compró alrededor de 40 mil millones de pesos en medicamentos y aun así faltan medicamentos, Agregó que el ISSSTE gastó 15mil millones de pesos en medicamentos, “nada más 55 mil millones de pesos en medicamentos, hacían su agosto unas cuantas empresas proveedoras”.

Destacó que si es necesario habrá licitaciones internacionales para la compra de medicamentos y que ya hay un convenio con Naciones Unidas para la transparencia.

López Obrador admitió que sí hay desabasto de medicamentos, pero este desabasto “estaba peor” antes y se espera que con la lucha de la corrupción se corrija esto.

«Estamos trabajando para que haya médicos y medicamentos, porque era un desastre, un desbarajuste por completo… está peor el sistema de salud que el sistema educativo, pero por cuestiones políticas e ideológicas todo se cargó a la mal llamada reforma educativa”.

Sentenció que no se está despidiendo a médicos ni a enfermeras, que esta información es propaganda para afectar a su gobierno. Manifestó que tuvo una reunión con el sector Salud y no hay despidos.

Aclaro, está muy mal el sistema de salud, por eso son estos esfuerzos para mejorar el sistema de salud.

“Me comprometo a que en este gobierno se haga valer el derecho del pueblo de México a la salud”.

No es que no se estén comprando las medicinas, es que se están revisando contratos de empresas de construcción de hospitales que quedaron inconclusos.

Reiteró que se busca fortalecer al IMSS y al ISSSTE para mejorar la atención a los derechohabientes. Dijo que el 55% de los mexicanos no es derechohabiente y por lo general es la gente más pobre, que es atendida por el llamado Seguro Popular.

Dijo que el IMSS cuenta con 4,300 unidades médicas rurales, creadas hace 40 años.

«La gente pobre se atiende en centros de salud que están administrados por los gobiernos estatales y en las unidades médicas, estas 4,300 del Seguro Social».

Anunció que se creará el Instituto de la Salud para el Bienestar y este instituto va a ofrecer atención médica y medicamentos al 55% de los mexicanos que no tienen seguridad social y se va a integrar todo el sistema.

Refirió que el ISSSTE y el Seguro Social atienden a derechohabientes y que éste último tiene una parte para atender a población abierta; dijo que los estados tienen los centros se salud y hospitales. Añadió que la Secretaría de Salud sólo atiende nueve hospitales.

Aseguró que hay una gran dispersión y al final es malo el servicio, pero eso “era intencionado” porque con lo del Seguro Popular se transfería recursos a los estados y en algunos casos había desviación de esos recursos.

 

Con información de Noticieros Televisa / Foto: Gobierno de México 

Noticias relacionadas

Accesibilidad