Profepa clausura terminal de Grupo México en Guaymas

México. – La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las operaciones de la línea de ácido sulfúrico que Grupo México mantiene al interior del muelle fiscal de Guaymas, Sonora.

La Administración Portuaria Integral de Guaymas (Apiguay) confirmó que inspectores de Profepa pusieron los sellos de clausura poco antes de las cero horas del pasado viernes. El director general de API Guaymas, Abraham Larios Velázquez, precisó que la clausura es parcial, puesto que la línea de almacenamiento y embargue de concentrado de cobre de Grupo México continuará operando.

Larios explicó que Grupo México sostiene un contrato de cesión que expira en 2029 y añadió que será hasta la próxima semana cuando las autoridades de la Profepa den a conocer si la clausura será de manera temporal o definitiva. El pasado 9 de julio la empresa Mexicana del Cobre, SA de CV, subsidiaria de Grupo México, dejó escapar, de acuerdo con su propio reporte, 3 mil litros de ácido sulfúrico que terminaron en aguas del mar de Cortés.

Además de la clausura de la línea de almacenamiento de ácido sulfúrico, Profepa impuso a Grupo México una multa de 4 millones de pesos. Aunque hasta ahora se desconoce la causa que provocó la fuga del material, un funcionario consultado por MILENIO consideró que “pudo haberse tratado de una negligencia humana”. Especialistas han dicho que los 3 mil litros de ácido sulfúrico que terminaron en el mar no afectaron a la flora y fauna de la Bahía de Bacochibampo, ubicada en la zona del puerto de Guaymas.

Grupo México explota en Sonora las minas de La Caridad, en Nacozari, y Bellavista del Cobre, en Cananea. Hace cinco años un accidente provocó el derrame de 40 millones de litros de ácido sulfúrico a los ríos Bacanuchi y Sonora. El accidente, considerado como la catástrofe minera más grande del país, obligó a Grupo México a aportar 2 mil millones de pesos para la reparación de los daños causados a 27 mil sonorenses de aquella región.

En aquella ocasión, grupos de ambientalistas y de la sociedad civil pidieron al entonces presidente Enrique Peña Nieto que retirara las concesiones mineras a Grupo México. En Guaymas durante 2018 Mexicana del Cobre movilizó un millón de toneladas de concentrado de cobre y al menos 17 millones de metros cúbicos de ácido sulfúrico.

El pasado viernes, organizaciones ambientalistas protestaron afuera de las oficinas de Grupo México en CdMx para exigir que se responsabilice por el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico en el mar de Cortés. Exigieron que las autoridades mexicanas sancionen a la empresa minera de manera justa y con prontitud, pues la señalan como responsable de 22 ecocidios en el país durante los últimos 20 años.

Por otra parte en Oaxaca, luego de una mesa de diálogo que se prolongó durante tres días, los gobiernos estatal y municipal acordaron con los colonos de la zona del tiradero reabrir el basurero metropolitano. La dirección de Servicios Públicos del ayuntamiento de Oaxaca informó que 60 unidades recolectoras y 300 trabajadores del sindicato de limpia volvieron a las calles.

Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Accesibilidad