¿Cómo proteger nuestros datos, tras la filtración de Facebook? Aquí te decimos

CIUDAD DE MÉXICO.- Facebook se encuentra en medio de una tormenta mediática sin precedentes, debido al presunto acceso sin permiso a datos de 50 millones de usuarios por parte de la empresa Cambridge Analytica.

 

Cambridge Analytica es una consultora fundada en 2013, la cual, mediante la recopilación y el análisis de datos crea campañas publicitarias y políticas especializadas.

En esa búsqueda de datos, hoy la compañía privada está acusada de haber obtenido información de 50 millones de usuarios de Facebook sin permiso, es decir, violando las políticas de uso de esta red social.

Con estos datos habría generado anuncios políticos dirigidos a favorecer la campaña presidencial de Donald Trump, así como para el Brexit del Reino Unido.

Esta situación se hizo pública, luego que los medios estadounidenses The New York Times y The Guardian publicaran las revelaciones de Christopher Wylie, exempleado de Cambridge Analytica.

Este joven experto en informática detalló que mediante la creación de la aplicación “This is your digital life”, que funcionaba como un test en línea, se les pagaba a las personas entre dos y cinco dólares para contestarlo, y si aceptaban, tenían que iniciar sesión en Facebook y otorgarle diversos permisos a la app, como: Información sobre la actividad del usuario, su ubicación y acceso a sus contactos en la red.

Más de 270 mil personas respondieron a esta encuesta online, con lo cual se recopiló información de más de 50 millones de perfiles de Facebook, toda vez que la app solicitaba el acceso a los datos de los amigos de esta red social, magnificando así el efecto.

Esta información fue enviada sin el permiso de los usuarios a Cambridge Analytica, que a su vez la utilizó para crear anuncios políticos para favorecer la campaña presidencial de Trump.

Wylie renunció a esta empresa privada en 2014 y alertó a la red social de Mark Zuckerberg sobre la estrategia empleada.

Según datos de la Comisión Electoral Federal, Donald Trump contrató los servicios de la consultora en 2016 por más de 6.2 millones de dólares.

Además, nombres como Alexander Nix, Robert Mercer y Steve Bannon figuran en el directorio de la consultora privada y en las listas de los aliados de Trump. Tan sólo Bannon fue ideólogo de la campaña presidencial de Trump y uno de los consejeros clave en la Casa Blanca hasta agosto de 2017.

Luego que se difundiera toda esta situación, el Parlamento británico y la Eurocámara citaron a Zuckerberg, fundador de Facebook, para que explique esta fuga de datos sin permiso.

En tanto que la fiscal general de Massachusetts, Maura Healy, inició una investigación y dijo que tanto la red social como la consultora deberán explicar a los ciudadanos sobre este asunto. Ambas podrían enfrentar multas millonarias, en caso de que se determine que hubo una violación a las regulaciones de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos.

Por cierto que el director general de Cambridge Analytica, Alexander Nix, fue suspendido luego que el canal británico “Channel 4” reveló varios videos en los que aparece diciendo que la empresa tiene experiencia en crear métodos para influir en campañas políticas.

Un reportero se hizo pasar por un cliente, que buscaba influir en campañas en Sri Lanka, y hasta le ofreció lo que llamó “tácticas efectivas” para ensuciar la reputación de rivales políticos con sobornos o enviándoles ucranianas para grabarlos y después subir los videos a internet.

También propuso instalar identidades falsas. Incluso, Marck Turnbull, director administrativo de Cambridge Analytica, reconoció que lo han hecho en varios países, entre ellos México.

Sobre este caso, habla el experto en cibercriminalidad, el Dr. Alberto Nava.


El especialista en marketing digital, Carlos Guzmán, nos dice cómo proteger nuestros datos en redes sociales, tras la mayor filtración de Facebook.

 


Con información de Noticieros Televisa

 

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Un día como hoy falleció Javier Solís

jueves 19 de abril de 2018

Accesibilidad