Protestan para lograr libertad de Lula, tras un año de prisión

Brasil. – Miles de personas se manifestaron este domingo en Brasil y en diferentes países del mundo y exigieron la libertad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Silva fue privado de su libertad por corrupción y lavado de dinero desde hace 365 días, tiempo que fue calificado por sus seguidores como «un año de injusticia». No obstante, las manifestaciones de apoyo al exmandatario se vieron opacadas por las multitudinarias protestas que adelantaron miles de personas que se oponen a la libertad del líder progresista, porque incentivan la cárcel para los corruptos.

Las marchas y manifestaciones a favor de Lula estaban programadas en más de 40 ciudades del país, entre ellas, Sao Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre y la capital, Brasilia, así como en Curitiba, la urbe donde está recluido el exmandatario. El apoyo internacional tampoco se hizo esperar en París, Viena, Lisboa, Londres, Berlín y Buenos Aires, donde decenas de personas participaron este domingo en las protestas que fueron difundidas por las redes sociales.

Las actividades, que se adelantan desde el viernes y se extenderán hasta el próximo miércoles en apoyo al exjefe de Estado brasileño, también tienen previstos actos en Nueva York, Copenhague, Madrid, Barcelona, Montevideo, ciudad de México, Munich, Fránckfort, Roma y Ámsterdam.

Lula, de 73 años, y quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, fue puesto tras las rejas el 7 de abril del año pasado por el exjuez Sergio Moro -ahora ministro de Justicia y Seguridad Pública del Gobierno de Jair Bolsonaro- quien entonces lideraba los procesos de la Lava Jato, la operación que destapó el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

Tras 365 días de prisión, Lula continúa autoproclamándose inocente, y así lo reiteró este domingo en un artículo, firmado por él, que fue publicado por Folha de Sao Paulo, uno de los principales diarios del país.

«Hace un año que estoy preso injustamente, acusado y condenado por un crimen que nunca existió. Cada día que pasé aquí hizo aumentar mi indignación, pero mantengo la fe en un juicio justo en que la verdad va a prevalecer. Puedo dormir con la conciencia tranquila de mi inocencia», expresó Lula en el texto.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas

Accesibilidad