Proyecta Conagua megaparque urbano en Texcoco

México. – En los terrenos donde se construía el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el ex lago de Texcoco, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) apuesta a la construcción del parque urbano más grande del mundo con un proyecto del arquitecto Iñaki Echeverría.

La nueva directora de Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, indicó que se tiene planeada la recuperación del valle con un proyecto ecológico, del que Echeverría está a cargo. En 2010, cuatro años antes de que se anunciara la construcción del nuevo aeropuerto, Iñaki Echeverría encabezó un proyecto que se denominó Parque Ecológico Lago de Texcoco, en una superficie de terreno de 14 mil hectáreas.

La propuesta incorporaba un concepto denominado “ecología cultural». “Este espacio, ubicado en el borde de la zona metropolitana de Ciudad de México, puede hoy ser reclamado como una nueva ecología que incorpore naturaleza, cultura e infraestructura”, se señaló en el proyecto.

El proyecto de Texcoco sería capaz de reconciliar a la ciudad con su geografía, incorporar los ciclos hidrológicos, como parte del funcionamiento de la zona metropolitana, eliminar peligro de inundaciones para la población humana y coadyuvar al restablecimiento de la biota nativa, se explicó. Mediante procesos de reforestación, revegetación y reintroducción de especies se pretendía entonces fomentar la recuperación del ecosistema perdido; además de tener la capacidad de extender redes para el esparcimiento cultural, educativo y social.

Uno de los objetivos era generar un “borde ecológico suave” como reacción al crecimiento exponencial del siglo pasado, que llevo a la ciudad de tener una población de 3 millones en 1950, a más de 20 millones en 2000. En este proyecto de recuperación se diseñó un Museo del Lago suspendido sobre el Nabor Carrillo y se prevén áreas para realizar actividades de canotaje, deportes de vela, ciclismo de montaña, excursiones y observación de flora y fauna.

Entre los participantes del proyecto está el Departamento de Ecología y de la Facultad de Ciencias, el Jardín Botánico y el Instituto Nacional de Biología de la UNAM, Chavero y Asociados, Web Texcoco. Aún falta por definir qué sucederá con las obras que hay del NAIM, ya que de acuerdo con la Ley de Obras Públicas en caso de suspensión de trabajos se debe dejar el terreno en las mismas condiciones.

Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Accesibilidad