Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

Récord de 38ºC en el Ártico ‘enciende alarmas’ sobre cambio climático

MUNDO.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) validó este martes que los 38 grados centígrados medidos el 20 de junio de 2020 en la localidad rusa de Verkhoyansk, en Siberia, representan la temperatura más alta de la que se tiene registro en la región del Ártico, lo que «enciende las alarmas» sobre el cambio climático. 

Se trata de la primera vez que la Organización Meteorológica Mundial (OMM), creada en el seno de la ONU en 1950, incluyó un récord de calor en el Ártico en sus informes sobre condiciones meteorológicas extremas, en medio de una ola sin precedentes de nuevos máximos de temperatura en todo el mundo.

«Este nuevo récord en el Ártico es parte de una serie de observaciones registradas en el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de la OMM que enciende las alarmas sobre el cambio climático», indicó en un comunicado el jefe de esta agencia, Petteri Taalas.

Este récord registrado en Verkhoyansk, que se ubica a 115 kilómetros al norte del círculo polar ártico, es «más propio del Mediterráneo que del Ártico».

En tanto, el promedio de las temperaturas en la zona del Ártico de Siberia subió 10ºC por encima de lo normal durante gran parte del verano boreal del año pasado, lo que provocó incendios y pérdidas masivas de hielo marino.

Esta ola de calor también influyó en que 2020 fuera designado como uno de los tres años más cálidos desde que existen registros a nivel mundial.

Por otro lado, la OMM todavía aún está verificando el récord mundial de 54,4ºC que marcaron los termómetros tanto en 2020 como 2021 en el Valle de la Muerte en California, Estados Unidos, mientras que también comprueban los 48,8°C en Sicilia, Italia, que podrían convertirse en un nuevo máximo en Europa. 

A pesar de que todas las partes del planeta están sufriendo del calentamiento, en algunas áreas el proceso es más rápido que en otras y en el Ártico el ritmo de este cambio es dos veces mayor al promedio mundial.

«Esta investigación destaca el aumento de las temperaturas en una región muy importante desde el punto de vista climático para el mundo», indicó el experto de la agencia Randall Cerveny.

Ola de calor en Siberia

En Russkoye Ustye, un pueblo siberiano en la costa del Océano Ártico, solían andar en motos de nieve en junio. Sin embargo, a mediados de 2020, la temperatura en el área alcanzó los 26 grados.

El clima se ha estado calentando rápidamente en el Ártico durante años, pero incluso para esos estándares la ola de calor que azotó el norte de Siberia en en junio del año pasado ha sido impactante.

Los incendios forestales se están extendiendo. La pesca es escasa, los mosquitos están hambrientos. La gente está cerrando sus ventanas con films oscuros y mantas, buscando refugio del sol de medianoche.

«Aquí están ocurriendo cosas muy extrañas», dijo Roman Desyatkin, un científico con sede en la ciudad siberiana de Yakutsk que estudia la que quizás sea la consecuencia de mayor alcance del calentamiento climático de la región: el deshielo de su suelo congelado. 

Con información de Clarín 

Noticias relacionadas

Reportan motín en Cereso de Colima

martes 25 de enero de 2022

Accesibilidad