Reportan arsénico en agua de Durango

Durango.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) en esta entidad comunicó que son diez los municipios que resultaron fuera de la norma 127, la cual se refiere a la calidad del agua para uso y consumo humanos, y establece los límites máximos permisibles de parámetros como el arsénico. Luis Fernando Uc Nájera, director local de la dependencia, informó que este elemento químico se encuentra en casi 25 por ciento del territorio duranguense, que constituyen diez de los 39 municipios de la entidad.

La Conagua advirtió que donde es mayor la problemática es en La Laguna, en específico en sitios localizados de los municipios de Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí y Tlahualilo. El funcionario explicó que para hacer frente a la presencia excesiva de arsénico se han puesto en marcha distintas acciones; una de ellas es la instalación intradomiciliaria de filtros antiarsénico, trabajos que prácticamente están por concluir, según informó el funcionario.

Explicó que también se han provisto, además, de plantas potabilizadoras a pie de los pozos, trabajos que podrían concluir en dos años más. Otras medidas de largo plazo que la Conagua tiene consideradas como solución de fondo es la que tiene que ver con el intercambio de fuentes de abastecimiento de agua subterránea por agua superficial, aunque reconoce que no es sencillo.

Uc Nájera aseveró que en esta última acción se tendría que recuperar primero el agua, la que se pueda obtener producto de las eficiencias en el riego agrícola para destinarlo al consumo humano.

“En este momento está en diseño y evaluación de este proyecto”, refirió el director.

Se refirió a los proyectos que se tienen contemplados realizar en el presente año. Dijo que con algunas mezclas estatales, federales y de los municipios se podría llegar al ejercicio de un recurso superior a los mil millones de pesos.

Mencionó que entre las obras contempladas se busca trabajar en el abastecimiento y tratamiento de aguas residuales, drenaje sanitario y un componente hidrogrícola, con la finalidad de mejorar el uso del agua, tanto de la subterránea que proviene de los pozos como de la que se almacena en las presas. El arsénico, combinado con el oxígeno, puede constituirse en un veneno muy violento.

Fuente: Excélsior

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad