Representante del Papa en México, Franco Coppola, visitó Aguililla

MÉXICO.- Para los habitantes de la Tierra Caliente en Michoacán, fue un día de esperanza. El nuncio apostólico, Franco Coppola, representante del papa en México, visitó Aguililla, uno de los municipios más afectados por la disputa entre grupos criminales que intentan controlar esta región estratégica para la producción y trasiego de drogas.

El nuncio apostólico Franco Coppola, representante del papa en México, salió a las 9 de la mañana de Apatzingán, Michoacán. En medio de un operativo de seguridad de la Policía Estatal tomó la carretera Apatzingán-Aguililla, una vía que durante los últimos meses ha estado controlada por el Cartel Jalisco Nueva Generación y sus rivales, Cárteles Unidos.

Conforme el nuncio avanzaba, habitantes de las comunidades aledañas a la carretera salieron y se apostaron al pie de la carretera. Algunos formaban cadenas humanas, otros, con globos blancos y pancartas, pedían paz y seguridad en esta región golpeada por los grupos armados.

“Queremos el mensaje del Mensajero de la Paz, para que se termine esta violencia, hay que tener mucha fe. Mensajero de la paz que Dios lo acompañe, se ve, se siente, Monseñor está presente, se ve se siente, monseñor está presente, se ve se siente, monseñor está presente”, dijo un habitante de Apatzingán, Michoacán.

Algunas fieles gritaban, otras se aproximaban a la camioneta para saludarlo y unas más solo lloraban al verlo.

“Dios lo bendiga, señor está presente, se ve se siente, Monseñor está presente. Se siente algo muy bonito tener aquí al monseñor. Está bendita, estoy emocionada porque lo saludamos”, insistió el habitante de Apatzingán, Michoacán.

La comitiva de la Iglesia Católica pasó por la zona de las narco zanjasque fueron tapadas días antes.  El área estaba vigilada por un grupo de policías para evitar que los grupos criminales las trozaran de nueva cuenta.

Más adelante pasaron por el arco de “El Aguaje”, lugar donde hombres armados han grabado videos mostrando su arsenal.

En la zona roja, el nuncio apostólico observó camiones calcinados y las áreas donde se han registrado enfrentamientos ahí, por seguridad de la comitiva, un grupo de la policía estatal se apostó para resguardar el paso de todos.

Pocos kilómetros antes de llegar a la cabecera municipal de Aguililla, el nuncio pasó por la zanja tapada del puente donde meses atrás casi resbala el obispo de Apatzingán, Cristóbal Ascencio García.

Después de dos horas de viaje llegaron a Aguililla, donde cientos de habitantes, vestidos de blanco, lo recibieron con mariachis y de la glorieta ubicada en la entrada de la cabecera municipal caminaron un kilómetro a la cancha de la Escuela Primaria Josefa Ortiz de Domínguez donde se realizó la misa por la paz.

“Hagamos de cuenta que son como los ojos del papa, como los oídos del papa”, dijo Cristóbal Ascencio García, obispo de Apatzingán.

“Sabemos que los que tienen o parecen tener el mando sobre esta tierra, se van en el olvido, nuestros queridos que han sufrido y por lo que estamos en duelo, viven cerca del señor y se han vuelto nuestra protección”, afirmó Franco Coppola, nuncio apostólico.

Fueron parte de las palabras que dio el representante del papa a los habitantes de Aguililla que durante el ultimo tiempo han vivido en la zozobra.

“La gente tiene pánico, tiene miedo, se puede levantar a una persona o la desaparecen, la matan por que el poder está en las armas”, comentó el párroco José Luis Segura.

“Tenemos 3 caminos para salir a Apatzingán y todos están cerrados, ya los alimentos no nos alcanzan”, insistió el párroco Isaac Barajas Castañeda.

Al terminar la misa, antes de bendecir a la población de Aguililla y emprender su regreso a Apatzingán, el nuncio ofreció este mensaje.

“Mi visita no sirve para desafiar a nadie, ni a regañar a nadie, vine solo a hacer sentir a la población, que la iglesia está cerca. Es muy importante que la gente sepa y vea que todo México sabe y conoce lo que está pasando, los malos aprovechan el silencio, la primera cosa que piden es que nadie denuncie, que todos se callen”, concluyó Coppola.

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Accesibilidad