Reúne sector construcción 12 meses en números rojos

Ciudad de México. – El valor total de la producción del sector constructor registró una caída anual de 7.8% durante junio del 2019. Con este resultado se ligan 12 meses consecutivos de contracciones de la generación económica de este sector.

En su comparación inmediata el valor generado por la construcción en México también presentó resultados negativos. Ligando cinco meses consecutivos en terreno negativo, las obras registraron 0.6% menos producción en junio respecto del mes previo, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Infraestructura en transporte y urbanización, el sector más débil

El subsector más afectado fue el de las obras relacionadas con la infraestructura de transporte y urbanización, su valor se contrajo 15.0 por ciento. Siguiendo la tendencia general del sector constructor este componente también hila un año en el terreno negativo.

Las obras relacionadas con el transporte y la urbanización son determinantes para el sector. Comprende la construcción de carreteras, caminos, puentes, obras ferroviarias, infraestructura marítima y fluvial y trabajos auxiliares de transporte en las ciudades.

Dentro de este subsector de la construcción la iniciativa pública es la que lidera las obras. Aunque el valor generado por las obras de iniciativa privada en transporte y urbanización, la caída del valor de las obras públicas continúa pronunciándose.

Obras de edificación y drenaje, también en rojos

Otros rubros de la construcción que mostraron resultados negativos fueron el que comprende a las obras de infraestructura para el agua, riego y saneamiento en el país cuyo valor se contrajo 12.8% en relación con el año pasado. Por su parte, el valor generado por las obras de construcción de edificios habitacionales, comerciales e industriales cayó 5.2 por ciento.

Las obras relacionadas con la trata de aguas, riego y saneamiento incluyen todos los sistemas de agua potable y drenaje, las presas y obras de riego y los trabajos auxiliares para trata de aguas. En este rubro la inversión pública genera casi toda la producción con el 86% del total.

Por otro lado, las obras de edificación se mantienen en números rojos por caídas tanto en las obras públicas como en las privadas. Las obras de capital privado generan 90% del total de la producción de este subsector que incluye la construcción de viviendas, hospitales, industrias, escuelas y centros comerciales y centros laborales.

Repuntan obras de infraestructura eléctrica y telecomunicaciones

El subsector de obras de infraestructura eléctrica y de telecomunicaciones repuntó con un crecimiento anual de 14.8% en su valor total generado, después de haber registrado caídas los cuatro meses previos.

Las obras dentro de este rubro de la construcción se reparten casi por mitad entre el capital público y el privado. Mientras el 54% de la producción es generada por obras privadas el 46% restante por la iniciativa pública.

Construcción de obras petroleras continúa en la cima

El único subsector que muestra recuperación en su producción total respecto del año pasado es el de las obras en infraestructura petrolera y petroquímica. Durante junio su valor total creció 41.1% a tasa anual.

La construcción de refinerías, plantas petroleras, oleoductos, gasoductos y otros trabajos auxiliares de extracción y petroquímica está lidera por capital público, que aporta el 90% al total de valor generado.

Con información de El Economista

Noticias relacionadas

Accesibilidad