Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

Se agrava sequía y escasez de agua en México

MÉXICO.- El problema de la sequía afecta a buena parte del país.

En Hidalgo, por ejemplo, cientos de familias de Pachuca y la zona metropolitana no tienen agua desde hace dos meses. En Morelos, seis municipios tienen escasez.

En Nuevo León la falta de agua ya alcanzó niveles extremos. Las autoridades han tenido que racionarla. La población padece cortes al menos una vez a la semana.

Desde febrero, el Gobierno del Estado emitió la declaratoria de emergencia por sequía, por lo que suspendió todas las actividades que impliquen un uso excesivo de agua. 

Y es que las presas se ubican apenas en un 40 por ciento de su capacidad.

“Pásele amiga, tengo paseos en lanchitas, anímese”, dice un lanchero de la presa “La Boca”.

Abraham ofrece quizá los últimos paseos en lancha antes de que “La Boca”, se seque por completo. Hace cinco meses la presa de Santiago, en Nuevo León, comenzó a desaparecer por la falta de lluvias.

“Era hasta donde están los árboles, ahí donde está lo clarito, donde empieza lo verde, hasta ahí llegaba el agua, o sea es demasiada agua verdad, la que se fue”.

Recuerda que anteriormente el catamarán hacía media hora desde la orilla a las compuertas, pero ahora los paseantes llegan en vehículo hasta la mitad seca del embalse y pocos quieren realizar el recorrido.

“La gente pues sí, casi no se quiere meter ya al agua, dice me voy caminando mejor o me voy en el carro verdad porque ya es demasiado, muy poquita agua la que queda”.

La presa “La Boca” era todo un atractivo turístico, pero ahora el panorama es diferente.

“Vinimos a dar la vuelta y pues dijimos bueno vamos a ver la presa y pues, realmente no hay presa”, señala Ofelia Perales Arizpe, visitante.

“No hay agua, pero hay música verdad, es triste verdad, pero, que más le hacemos”, dijo José Alfredo Solís Dávila, visitante.

El 70 por ciento del agua que abastece a Monterrey y su zona metropolitana proviene de tres presas: La Boca, que se encuentra a solo el 13 por ciento de su capacidad, Cerro Prieto con apenas un 7 por ciento y El Cuchillo que conserva el 51 por ciento.

Ante los bajos niveles de agua el Gobierno de Nuevo León estableció un plan de “Agua para Todos” que dividió al área metropolitana en siete zonas, reduciendo la presión del agua un día a la semana en cada zona desde el pasado 22 de marzo.

“Mire, este bote es agua para tomar, esta vaporera también es para tomar, estas vasijas son para tomar, de aquí a mañana porque esto no es mucha agua”, señala un habitante de Monterrey.

Doña María del Socorro Gutiérrez vive en la colonia Alfonso Reyes de Monterrey y dice que cada vez tiene menos agua y apenas inician los calores.

“Primavera y luego verano y eso es lo mero bueno, nos vamos a morir de sed”.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, advirtió que, si no se cuida el consumo, los cortes de agua aumentarán a dos días.

“Si la comunidad, si la sociedad, en Semana Santa se ponen a abrir la manguera a tirar el agua y a no cuidar el consumo, puede subir a dos días la racionalización, porque es un número matemático, es metros cúbicos por población”. 

Los habitantes de Monterrey y de toda la zona metropolitana dicen que diariamente falta agua en sus hogares y no solo durante los cortes que se programaron.

En entrevista con Paola Rojas, el Dr. en Urbanismo, Gustavo Madrid, dijo que algo importante que ha hecho Nuevo León es reconocer el problema.

«Ya declararon que hay una alerta climática (…) el resto del país sigue en negación, la propia Ciudad de México sigue sin aceptar que tenemos una crisis climática. Una vez que lo aceptas empiezan las estrategias. Entonces están haciendo esfuerzos lo que pasa es que van a tener que trabajar a marchas forzadas en un problema que no inició hoy, inició hace 20 años (…) los científicos lo vienen diciendo hace 30 ‘prepárense porque esto va a pasar’. Ha pasado en Sudáfrica, en California, en Australia, es decir ya había demasiados jinetes del Apocalípsis; hicimos poco caso, ese es el problema».

El expertos habló de las medidas que los ciudadanos pueden implementar para reducir el problema de escasez de agua.

«Concientizarnos de la situación, reducir nuestro consumo y, a nivel federal… porque al final el tema es que las aguas nacionales pertenecen a la federación y la federación es la que las debe administrar. Los municipios las distribuyen, pero es la federación la que tiene que tomar las acciones, entonces urge un plan a nivel de federal, me parece que ya se están coordinando (…) no existen estos planes de emergencia que hemos hablado, estos atlas de riesgo, estas visiones que tenemos que tener y bueno, como decíamos, Monterrey es un problema porque ellos viven básicamente del agua que apresan y las presas en todo el país están azolvadas (…) no se han hecho los estudios adecuados para entender el proceso de desertificación y erosión que está afectando a los cuerpos de agua en todo el país, y eso es gravísimo porque se está reduciendo la capacidad de retención y por lo tanto de distribución de los cuerpos de agua a nivel nacional», agregó.

Con información de Noticieros Televisa / Edgar Martínez / «Al aire con Paola» /

Noticias relacionadas

Accesibilidad