Se eleva vitrina de un fragmento de meteorito en museo

Rusia.- El director del museo menciona que el campo magnético del cuerpo celeste pudo haber sido la razón por la cual el vidrio se elevó.

En el Museo Estatal de Historia de los Urales del Sur, la vitrina que cubre el fragmento del bólido de Cheliábinsk se empezó a elevar de la nada y la gente quedó sorprendida, el sábado pasado.

En pleno horario público, el cristal empezó a ascender y se detuvo a una altura de aproximadamente 10 centímetros, quedándose flotando ahí mismo sobre el elemento expuesto.

El personal del museo expresó que se desconocían las razone principales por la cual sucedió este acontecimiento, ya que el sistema de la vitrina no había registrado ningún problema técnico.

Vladímir Bogdánovski, director de la institución, supone que el sistema electrónico que configura la vitrina pudo haber sido afectado por el mismo campo magnético que rodea al meteorito.

«El meteorito posee un fuerte campo magnético y quizás este haya afectado de alguna manera a los componentes eléctricos del mecanismo de elevación», expresó Bogdánovski.

«La otra versión: una fuerte señal electromagnética o conjunto de estas señales desde afuera, la cual coincidió en parte con la señal del panel de control», añadió, precisando que el esclarecimiento de lo sucedido será tarea de especialistas.

El 15 de febrero del 2013, el meteorito denominado Cheliábinsk explotó cuando ingresó a la atmósfera y cayó sobre la región rusa, liberando una energía de 500 kilotones. La cual supera por 30 veces más, la bomba nuclear de Hiroshima.

Entre cuatro y seis toneladas de meteoritos golpearon el suelo, incluyendo un fragmento de 650 kilos. Este fenómeno provocó que 1.500 personas salieran heridas y hubiera daños en alrededor de 7.000 edificios.

Con información de RT.

Noticias relacionadas

Sí habrá Oktoberfest… virtual

jueves 2 de julio de 2020

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad